VIAJAR EN TREN ES HACERLO EN EL TRANSPORTE MÁS SOSTENIBLE

Tenemos ganas de viajar y en la planificación de nuestra próxima escapada queremos tener en cuenta la sostenibilidad del transporte en el que viajaremos. Además, ahora más que nunca, el contexto en el que vivimos nos pide a gritos que tomemos conciencia. Sabemos que viajar en coche y en avión deja una huella importante de CO2. Escojamos el tren, a parte de la comodidad y relajación que siempre nos transmite, es el transporte más respetuoso con el medio ambiente.



Paisajes de extensos campos a través de la ventana del tren

Cuando decidimos viajar en tren, formamos parte de un movimiento eco-friendly. El planeta nos lo agradecerá al mismo tiempo que nosotros. 

Desde hace 10 años, Renfe-SNCF en Cooperación​ nos acerca a importantes ciudades francesas como París, Lyon, Montpellier, Nîmes, Narbona, Marsella, Aviñón, entre muchas otras de la forma más sostenible. En este tiempo se han evitado 675.000 toneladas de CO​2, el equivalente al consumo eléctrico de una ciudad de 2,7 millones de habitantes, más que París. 

El tren de alta velocidad Renfe-SNCF en Cooperación nos acerca a Francia como nadie lo hace. Ciudades con un gran atractivo turístico ahora están más cerca gracias a la alta velocidad internacional: Un fin de semana para descubrir Lyon​, regresar a París​ para callejear sus barrios bohemios y visitar alguna de sus exposiciones, conocer de una vez la costa mediterránea francesa o hacer excursiones a la puerta de entrada a los Alpes en Valence. Un país con un sinfín de experiencias para todos los gustos.



Instantánea de París con un cielo bien azul y despejado

Ventajas de viajar en tren para el medio ambiente:

  • ​Debido al gran número de pasajeros que pueden viajar de una ciudad a otra, resulta más eficiente. Los trenes con destino París tienen capacidad para 509 plazas y los trenes destino final Marsella y Lyon alcanzan las 347.
  • Por su bajo consumo energético, su capacidad para adaptarse a las fuentes de energía renovables y por sus mínimas emisiones contaminantes de C02.
  • Al consumir preferentemente energía eléctrica reduce considerablemente la emisión de contaminantes atmosféricos locales, causantes de graves enfermedades. Evitando aumentos de la polución, en las ciudades frente a los modos de transporte por carretera.
  • Menos contaminación acústica ya que el ruido que produce es puntual y menos molestos que el causado por una carretera.
  • Menor ocupación del espacio: la construcción de las líneas de Alta Velocidad ocupa un 35% menos que una autovía de dos carriles por sentido.


Todo son oportunidades y facilidades para que nos apuntemos a viajar en tren. Y si lo pensamos detenidamente, es la mejor forma de viajar si respetamos nuestro planeta. Viajemos de manera sostenible a Francia.



Viajeros accediendo al tren de Renfe-SNCF en Cooperación

Ahora que nos hemos decidido por el tren para llegar a nuestro destino en Francia, solo nos queda escoger donde nos alojaremos. En Accor apuestan por un diseño ecológico, aprovechamiento de recursos, productos de cercanía. En definitiva, están haciendo todo lo que está a su alcance para ir en consonancia con lo que nos pide nuestro tiempo. Y para que disfrutemos de nuestras renovadas ilusiones por las vacaciones. Accor también se sube al tren de la sostenibilidad. 




 



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario