5 ESPECIALIDADES SABROSÍSIMAS DE VERANO ORIGINARIAS DEL SUR DE FRANCIA

​​​

El sur de Francia ofrece joyas culinarias en cualquier época del año. Desde Toulouse​ hasta Marsella, pasando por Montpellier o Narbona, ahora que el verano lo tenemos encima es el momento de darle al paladar un capricho en cualquiera de estos destinos. En esta ocasión, vamos a hablarte de 5 especialidades gastronómicas de esta región típicas del verano con las que se te hará la boca agua. ¿Te apetece probarlas? Entonces, lo único que tienes que hacer es subir a nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación​ y prepararte para un enorme festín.
La cuenta atrás para las vacaciones ha comenzado. Si entre tus planes está acercarte al sur de Francia, no puedes irte sin probar estos 5 maravillosos platos típicamente veraniegos.



1. Ensalada nizarda (Salade niçoise)




Un plato fresco, nutritivo y saludable

En verano apetecen platos fresquitos para compensar las elevadas temperaturas. He ahí la razón que explica el éxito de esta ensalada originaria de Niza, aunque presente en toda la Costa Azul​. Se compone de una serie de hortalizas frescas locales como tomate, pimientos, cebolla y pepino, aunque también lleva huevo duro y atún. El broche de oro lo pueden poner las anchoas y encurtidos como las alcaparras. Del aderezo se encarga el aceite de oliva y la albahaca.

2. Tian



La receta varía según la zona, pero el gusto es igual de delicioso

El tian es una deliciosa receta provenzal​ que consiste en un gratinado de verduras. Entre sus ingredientes, encontramos la berenjena, calabacín, tomate o espinacas. Posteriormente, se agrega una capa formada por queso, nata líquida e hierbas provenzales. Ya solo falta introducirlo en el horno y esperar a que quede gratinado y listo para comer. Se sirve templado y acompañado de un vino rosado.

3. Pissaladière



Cirq-Lapopie Los tiempos modernos han modificado la estética de la pissaladière de la coca más tradicional a la pizza moderna

Otra de las exquisiteces veraniegas del sur de Francia y, en concreto, de la Costa Azul es el pissaladière. Se trata de una especie de coca que recuerda mucho a una pizza excepto por el hecho de que no lleva tomate. En su lugar, se prepara una pasta a base de sardinas y anchoas, cebolla y diversas hierbas aromáticas. El plato se adorna formando un enrejado y con aceitunas negras situadas estratégicamente.

4. Guiso de toro (Gardianne de taureau)

Si te gustan las carnes con sabor fuerte, no te pierdas este icónico guiso. Para su elaboración, la carne se corta en cubos y se mezcla vino tinto, verduras y hierbas aromáticas para la salsa. La mayoría de las veces la gardianne de taureau se acompaña de un poco de arroz blanco para poner el punto y final a un plato de 10.



5. Petits Farcis​

​Un plato que no puedes obviar si estás de viaje por la Provenza son las Petits Farcis, unas verduritas rellenas que se consumen templadas o, incluso, frías. Lo más habitual es que sean calabacines o pimientos. En cuanto al relleno, puede ser carne picada o pescado. Otra opción es ponerlo a gratinar en el horno.


​​



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario