10 PROPÓSITOS VIAJEROS DE AÑO NUEVO: DESCUBRE FRANCIA A TRAVÉS DE ESTOS DESTINOS

​​​​El año llega a su fin. Es una época para disfrutar con la familia y los seres queridos, aunque también toca echar la vista atrás y valorar cómo ha sido este 2018 que dejamos. Por supuesto, es el momento de prepararnos de cara al Año Nuevo y, cómo no, de elaborar una lista de propósitos. Desde Renfe-SNCF en Cooperación​ te animamos a seguir viajando durante el próximo año. ¿Qué te parecería empezar por el país vecino? En 2019, descubre Francia a bordo de nuestros trenes de alta velocidad. ¡Apunta estos 10 propósitos!

1. Conocer uno de los museos más importantes del mundo


 
Una visita obligatoria para los que visiten la capital francesa

El Museo del Louvre es uno de esos museos que todos visitar​ al menos una vez en la vida. No en vano, no solo es el principal de Francia, sino también uno de los más importantes del mundo. Acércate a este museo parisino y tendrás la oportunidad de contemplar a solo unos centímetros de ti célebres obras como ‘Mona Lisa’ o ‘Venus de Milo’. 


2. Probar otras gastronomías

La gastronomía francesa destaca por su variedad, refinamiento y, sobre todo, por su forma de seducir a todo tipo de paladares. Hay platos nacionales que podrás probar en todo el país, si bien cada región tiene sus propias delicias. Entre los que no puedes perderte se encuentran el aligot (una especie de puré de patatas con queso), el cassoulet (un guiso típico del área de Toulouse), el ratatouille (un tipo de pisto provenzal) o el confit de pato.
 


​3. Comprobar lo interesante que puede ser la historia

Es posible que no te apetezca leer sobre la Edad Media, pero ¿ a qué sí te apetecería verla con tus propios ojos? Visitar la bonita ciudad de Carcasona es como viajar en el tiempo, ya que aún conserva numerosos vestigios medievales intactos. Caminando por sus murallas, iglesias y fortaleza te sentirás como en un cuento.

4. Valorar las pequeñas cosas como un paseo frente al mar



Una ciudad preciosa en el Mediterráneo 

Marsella es uno de esos destinos donde serás capaz de valorar hasta las cosas más nimias. La capital de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul es uno de los mejores lugares donde enamorarse del intenso azul del Mar Mediterráneo. Durante tu viaje a esta ciudad no necesitarás mucho más.

5. Ver la vida en rosa



 Toulouse es una de esas ciudades que hay que descubrirla sin guías ni mapas
 
Uno de los propósitos de Año Nuevo más frecuentes suele estar relacionado con lograr ver el lado bueno de las cosas. Para contemplar la vida en rosa, entonces, la mejor idea es viajar a Toulouse, denominada “ciudad rosa” por el color de sus ladrillos. Pero este no es el único motivo, pues su riqueza cultural y animado ambiente también contribuirán a brindarte un extra de energía.

6. Visitar castillos

Además de gastronomía, moda o perfumes, Francia es sinónimo de castillos. Estas fortalezas históricas están dispersas a lo largo y ancho del país, maravillando a todo el que tiene la oportunidad de admirarlas. Aprovecha para visitar algunos de los castillos más emblemáticos, como el de Carcasona, Perpiñán o el Palacio de Versalles, entre muchos otros.


7. Caminar más

Si uno de tus propósitos de Año Nuevo es caminar más, te costará menos esfuerzo si tienes como escenario algunos de los barrios franceses más coquetos. En París, te encantará perderte en el barrio latino o Montmartre, mientras que en Lyon, el distrito de Croix-Rousse te dará mucho juego.

8. Dedicar más tiempo al contacto con la naturaleza

Para conectarse con la naturaleza, muchas veces no hace falta ni salir de la ciudad. En la capital francesa, tienes a tu disposición auténticos pulmones verdes que te harán enamorarte más si cabe de esta urbe. Los Jardines de las Tullerías o los Jardines de Luxemburgo son verdaderos regalos de la naturaleza. En Toulouse, el Jardín des Plantes es una maravilla que conseguirá que recargues las pilas.

9. Disfrutar con todos los sentidos



 Una imagen bucólica
 
Hay destinos que encandilan la vista y otros que seducen a los 5 sentidos. En Francia hay lugares que disfrutar no solo con los ojos, pues el olfato también juega un papel fundamental. La región de la Provenza y, en concreto, los alrededores de Aviñón permiten al visitante gozar de un espectáculo visual y olfativo en primavera en los famosísimos campos de lavanda. 

10. Estirar los fines de semana







Únete a la conversación

    Escribe tu comentario