LAS 5 ESTACIONES MÁS ESPECIALES DEL METRO DE PARÍS

​Vamos a llevarte en tren de alta velocidad a las entrañas de la ciudad de la luz. Conocemos bien París gracias a su entramado de líneas de metro, las cuales esconden auténticos tesoros en sus estaciones. El metro de París se inauguró el 19 de julio de 1900 con motivo de la celebración de la Expo en la ciudad, aunque ya hacía 50 años que se estaba estudiando el proyecto, la organización de la exposición significó el pistoletazo de salida. Fulgence Bienvenüe fue el Ingeniero jefe de esta gran obra. La línea 1 se abrió al público entre las estaciones de Porte Maillot y Porte Vincennes para comunicar los distintos puntos de interés de la exposición universal. 

Ahora que ya conocemos un poco los inicios del metro de París, te acompañamos a las 5 estaciones más curiosas de la red.  No esperes más, súbete al tren de Renfe-SNCF en Cooperación rumbo a París. 


Cité

Cuando bajes por las escaleras de acceso al andén, parecerá que estas en una película y que te has olvidado el traje de noche para acudir al estreno. Las lámparas en forma de globo y las barandillas de hierro con sus remates son de ensueño. No dejes de hacerte una foto en este decorado inesperado.


 Imágen de las lámparas características de la estación de la Cité

Li​ège

Al principio esta estación se llamaba Berlín, pero tras la I Guerra Mundial, se le cambió el nombre al actual, Liege, en honor a la resistencia de la ciudad. Podemos admirar, como si de  un museo se tratara, frescos en los azulejos que provienen de Bélgica. Estas imágenes ilustran los paisajes y monumentos de la provincia de Lieja.  



Concorde

Se trata de una de las estaciones de la primera línea del metro parisino. Ahora se enlazan tres líneas en este punto neurálgico de la ciudad. De forma abovedada nos llamará la atención su diseño de 1991, obra de una arquitecta Belga, Françoise Schein. Nos rodean letras por todas partes, es como estar en medio de un crucigrama y en parte es así. Las letras conforman el texto íntegro de la Declaración de los derechos del hombre y ciudadano. Es sobrecogedor.



Composición de azulejos de la estación de Concorde

Bir-Hakeim

Por ser la más próxima a la Tour Eiffel, seguro que llegaremos o partiremos hacia otro punto desde esta estación que lo que más resalta de ella es su cubierta de cristal, reformada en 2008. Esto es así porque no se trata de una estación de metro subterránea, y los cristales dejan pasar la luz. Merece la pena acercarse hasta el puente con el mismo nombre de Bir-Hakeim. Es de dos plantas, una para el metro y la de abajo para los peatones y coches. Su diseño es realmente espectacular, tanto que muchos cantantes han rodado sus vídeos clips y hasta aparece en un sinfín de películas. 



Perspectiva del puente de dos plantas de Bir-Hakeim

Arts et Métiers
Si en la estación de la Cité el hierro nos cautivó, en la estación de Arts et Métiers lo hará el cobre. Rediseñada por otro Belga, el dibujante de cómics y escenógrafo François Schuiten en 1994, vamos a adentrarnos en una de las novelas de Jules Verne. El Nautilus nos engulle en el subsuelo de París.
 

Andén de la estación de metro de Arts et Métiers​

La aventura no ha terminado todavía. Muchas otras estaciones de la red de metro de París te van a sorprender por sus interminables escaleras de caracol, por sus arcos o azulejos. Te dejamos a ti el placer de descubrirlas en esta aventura. Venga, prepara tus maletas, el tren a Paris ya te está esperando en el andén.​






Únete a la conversación

    Escribe tu comentario