LAS BIBLIOTECAS MÁS INCREÍBLES DE PARÍS

​Las bibliotecas son lugares mágicos cuya función va más allá del estudio. Estos enormes espacios repletos de estanterías con libros son, en muchas ocasiones, tesoros escondidos por descubrir​. En esta ocasión, queremos hablarte de las mejores bibliotecas de París, algunas históricas y otras simplemente encantadoras. Nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​conectan varias ciudades españolas con París. ¡Solo tienes que elegir fecha!

A veces, apetece alejarse un poco del ruido de la ciudad. De ahí que una biblioteca se alce como el sitio idóneo. Especialmente si es tan increíble como cualquiera de estas que te proponemos a continuación.

1. Biblioteca Mazarino​



  La colección de la biblioteca es una de las más grandes de Francia

Arrancamos con una de las bibliotecas más espectaculares de la capital francesa. Mazarino es mucho más que una sala de estudio. Es, de hecho, casi un museo. Ubicada en el Palais de l’Institut, se trata de la biblioteca más antigua de Francia, pues lleva en funcionamiento más de tres siglos. Por ella, pareciera que no ha pasado el tiempo, con sus lámparas de techo tipo candelabro y sus enormes columnas ornamentales. Entre sus reliquias, se halla la Biblia de Gutenberg.
 

2. Biblioteca Sainte Geneviève

Justo enfrente del Panteón, se encuentra la Biblioteca Sainte Geneviève, muy frecuentada por los universitarios. La sala de lectura es obra del arquitecto Henri Labrouste y es capaz de quitar el hipo. Decenas de mesas de madera con pequeñas lamparitas se agolpan entre estanterías que contienen libros de un buen número de materias.

3. Biblioteca de La Sorbona

La sala Jacqueline de Romilly de la Biblioteca de La Sorbona bien merece un alto en el camino durante tu visita a París. A pesar de que, obviamente, es un lugar hecho para el estudio, ya te adelantamos que sus impresionantes techos complican mucho la concentración. No podrás dejar de observarlos.

4. Biblioteca Nacional de Francia



  El paraíso para los amantes de los libros

La Biblioteca Nacional de Francia (BnF) es enorme, de ahí que se componga de diferentes sedes. Una de las imperdibles es la sede Richelieu, actualmente en proceso de renovación. En este emplazamiento se halla la magnífica sala Labrouste, que constituye un festín para la vista. Aunque la entrada es de pago, merece la pena, pues realmente te sentirás en un museo. La sede Richelieu está ubicada junto a la estación de metro Bourse y a un paso de los jardines del Palais Royal.
 


5. Biblioteca de l'Hôtel de Ville

Por último, te animamos a adentrarte en la Biblioteca de l'Hôtel de Ville, otra de las indispensables en París. Aunque es una de las bibliotecas públicas más pequeñas de la ciudad, constituye una visita indispensable. Su colección está centrada fundamentalmente en la historia parisina y, además, la entrada es gratuita.

¿Te apetece sumergirte en los centros del saber de París? ¡No dudes en incluirlos en tu recorrido por la ciudad! Con nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación resulta muy sencillo viajar hasta la capital del país vecino. Sube y en unas pocas horas llegarás a la ciudad de la luz.​




Únete a la conversación

    Escribe tu comentario