LOS 5 MERCADOS CUBIERTOS MÁS BONITOS DE FRANCIA

​​Frutas y verduras, artesanías, libros, antigüedades, flores… Lo que se puede comprar en los mercados cubiertos de Francia es impredecible. Es más, no tienes por qué adquirir nada en ellos, simplemente con que pasees entre decenas de puestos, olores y colores, sentirás que ha merecido la pena atravesar la puerta. Si te apetece descubrir los mercados cubiertos más bonitos del país vecino, basta con que te subas en uno de nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación​. Te llevamos a toda velocidad a las principales ciudades francesas para que conozcas estos y otros muchos rincones.




Mercado de las Flores (París)

El Mercado de las Flores parisino ​no solo es uno de los más bonitos de Francia, sino también uno de los más coloridos. Las responsables son los centenares de plantas, arbustos y flores que se agolpan a lo largo del recorrido. Aquí encontrarás plantas tradicionales, pero también otras más exóticas e, incluso, carnívoras. Este mercado semicubierto se localiza en la Plaza Luis Lépine, muy próxima a la Catedral de Notre-Dame. Como curiosidad, los domingos se transforma en el Mercado de los Pájaros, llenándose de vistosas aves y jaulas.


Mercado Les Halles Castellane (Montpellier)

A un paso de la Catedral de San Pedro de Montpellier, el templo más grande de la región de  Languedoc-Roussillon, se localiza este emblemático mercado cubierto. Abre cada día desde primera hora de la mañana hasta bien entrada la tarde y en él es posible comprar todo tipo de verduras, frutas, carne, pescado, quesos o pan. En definitiva, se trata de un lugar esencial si quieres probar productos frescos y prepararte una deliciosa comida con sabores del sur de Francia.


Mercado Les Halles Paul Bocuse (Lyon)




Exterior e interior de Les Halles de Paul Bocuse


Que Francia es uno de los destinos gastronómicos por excelencia del mundo es algo sabido por todos. Dentro del país galo, hay ciudades como Lyon ​que son conocidas por su oferta culinaria. El Mercado Les Halles Paul Bocuse debe su nombre a uno de los chefs más célebres de la capital del Ródano. Y es que en él se da cita más de medio centenar de puestos no solo de exquisitas frutas, verduras o carnes, sino también de productos gourmets. ¡Será imposible no caer en la tentación!


Mercado Saint-Cyprien (Toulouse)




Interior y exterior del mercado de Saint-Cyprien de Toulouse - Imágenes cortesía de Turismo de Toulouse


Lo más llamativo de Saint-Cyprien es que todavía conserva la esencia de los mercados de antaño. Una visita supone casi un viaje en el tiempo. Se trata de un mercado de alimentación que abre todos los días, excepto los lunes. Pero no te preocupes porque también los lunes puedes disfrutar de sus instalaciones con historia, aunque, en esta ocasión, para pasear entre stands de libros antiguos.


Mercado de los Niños Rojos (París)




Exterior del mercado de los Niños Rojos - Imagen cortesía de Wikipedia


El mercado cubierto más antiguo de París data del año 1628 y se denomina de este modo en alusión a un orfanato que estaba cercano, en el que los niños vestían de rojo. En él, no solo podrás llenar tu bolsa de la compra de carnes, quesos, flores o frutas, sino que es conocido por sus puestos de comidas del mundo. Escoge el menú de tu preferencia y siéntate en la terraza a disfrutar de él.




¿Podrías pasarte horas y horas recorriendo los pasillos de un mercado? Entonces, te encantará saber que nuestros trenes de alta velocidad Renfe-SNCF en Cooperación conectan varias ciudades españolas con diversos puntos de Francia para que visites los mercados más interesantes del país.





Únete a la conversación

    Escribe tu comentario