LOS PALACIOS MÁS BONITOS DE FRANCIA

La majestuosidad de los edificios en Francia es sobradamente conocida. Por todo el territorio francés encontramos un gran número de bellos Palacios y suntuosos castillos que enamoran a simple vista. Con nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación te acercamos a descubrirlos un poco más de cerca. 


PALACIO DE VERSALLES



Patio principal del Palacio de Versalles

El palacio de Versalles, se encuentra en la localidad homónima a las afueras de París. Su construcción fue ordenada por el rey Luis XIV y constituye uno de los complejos arquitectónicos monárquicos más importantes de Europa. En el momento de su construcción el palacio y sus jardines ocupaban una superficie de 8000 hectáreas, pero actualmente sólo ocupa 800, con 20 km de carreteras, 200.000 árboles, 35 km de canalizaciones, 11 hectáreas de techo, 2153 ventanas y 67 escaleras. Todo el palacio y el parque de Versalles, incluido el Gran Trianón y el Pequeño Trianón, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979.


PALACIO DE LOS REYES DE MALLORCA



Vista exterior y del patio del Palacio de los Reyes

El Palacio de los Reyes de Mallorca es uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Perpiñán. Construido por Jaume I el Conquistador en 1276, fue establecido como la sede de reyes, con Perpiñán como la capital del Reino de Mallorca. De estilo gótico, con la muerte de Santiago II, el castillo pasó a formar parte de la Corona de Aragón y poco a poco se fue perdiendo el poder que hasta aquel entonces tenía la ciudad.



PALACIO DE LOS PAPAS 



Fachada exterior del Palacio de los Papas

El Palacio de los Papas en Aviñón es uno de los edificios góticos medievales más grandes e importantes de Europa. Forma parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1995, junto con el Petit Palais, la catedral y el puente sobre el Ródano, así como el antiguo recinto amurallado. Contiene frescos excepcionales pintados desde 1343 por importantes talleres de pintores de toda Europa, dirigidos por Matteo Giovanetti. El palacio, que está entrecruzado por dos edificios, es el antiguo palacio de Benedicto XII, una fortaleza sentada en la impenetrable piedra de Amós, y el nuevo palacio de Clemente VI, el más suntuoso de los papas de Aviñón donde se expresa toda la plenitud del estilo gótico internacional.


PALACIO DE FONTAINEBLEAU



Panorámica del Palacio de Fontainebleau

El palacio de Fontainebleau, es uno de los palacios reales más grandes de Francia. Se encuentra en la ciudad de Fontainebleau, en el departamento de Sena y Marne. El edificio se desarrolla alrededor de una serie de patios y la ciudad de Fontainebleau creció en sus alrededores y en lo que quedaba del bosque de Fontainebleau, un antiguo parque de caza real. En 1981, el Château de Fontainebleau fue clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


PALACIO DEL LOUVRE



Patio central y gran pirámide del Louvre

El Palacio del Louvre es mundialmente famoso por albergar el museo más importante de París y uno de los más célebres del mundo con más de 250.000 obras de arte. Originalmente fue la sede del poder francés hasta 1682, cuando Luis XIV decidió transferir el poder a Versalles. Después de la Revolución Francesa, se decidió dar un uso cultural y artístico al palacio y se convirtió en una galería hasta el día de hoy.



PALACIO DE LA CONCIERGERIE



Palacio de la Cité a orillas del Sena​

La Conciergerie o Palais de la Cité es un edificio histórico en París que ocupa el muelle del reloj, en la Isla de la Cité. El palacio fue la residencia de los reyes de Francia de los siglos X a XIV, más tarde convertida en una prisión estatal en 1392, después del abandono del palacio por Carlos V y sus sucesores. La prisión ocupaba la planta baja del edificio que bordea el muelle del Reloj y las dos torres: los pisos superiores estaban reservados para el Parlamento. La Conciergerie designó, en principio, la vivienda del conserje; luego, por extensión, la prisión en la que vigilaba a los prisioneros. El conserje estaba a cargo de las llaves del Palacio Real y la iluminación. La prisión de la Conciergerie fue considerada, durante la época del Terror, como la antecámara de la muerte. Muy pocos eran los que podían librarse de ella. La reina María Antonieta fue encarcelada aquí en 1793.


PALACIO DEL ELÍSEO

El Palacio del Elíseo es la sede de la Presidencia de la República Francesa, ubicada en París. Desde 1848, por decisión de la Asamblea Nacional de la Segunda República, el Palacio del Elíseo fue la residencia oficial del Presidente de la República en Francia, pero cuando el Segundo Imperio francés fue proclamado en 1852, Napoleón III decidió residir en el Palacio de Las Tullerías, residencia tradicional parisina de los monarcas franceses. Con la caída del Imperio en 1870, el nuevo gobierno de la Tercera República hizo que el Palacio del Elíseo fuera la residencia oficial del Presidente de Francia. El Elysée permaneció como la residencia oficial de los presidentes de Francia hasta junio de 1940, con la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial. Tras la derrota alemana, volvió a ser residencia presidencial en 1946 y lo sigue siendo hoy en día.


Una visita palaciega merece volver en un medio de transporte a su altura. Así que la mejor manera de volver a casa es a gran velocidad con nuestros trenes. Mientras regresas cómodamente, sólo debes pensar en cuál será tu próximo destino.

​​

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario