EL ESTILO ARQUITECTÓNICO HAUSSMANN: ASÍ SON LAS VIVIENDAS DE PARÍS

​​Basta un simple paseo para percatarse de que París es una ciudad sofisticada y elegante. La capital francesa no podría entenderse sin sus monumentos emblemáticos, pero también es cierto que incluso los propios edificios contribuyen a embellecer la ciudad. ¿Te has fijado que muchos de ellos exhiben cierto aire señorial? El responsable es el estilo arquitectónico Haussmann, presente en buena parte del trazado urbano de París. En tu próxima visita, no dudes en fijarte en las viviendas parisinas. ¡Te encandilarán! Solo tienes que subirte a nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación​ y llegarás a toda velocidad a la capital del país vecino.

De ciudad medieval a señorial



   La transformación de París  también cambió por completo todo el skyline de la ciudad

El estilo Haussmann debe su nombre a Georges-Eugène Haussmann, un barón francés a quien  el emperador Napoleón III encomendó la tarea de remodelar París. Era la segunda mitad del siglo XIX y la ciudad todavía conservaba vestigios de su pasado medieval. Los edificios eran demasiado grandes para unas calles bastante más estrechas que, además, tenían condiciones insalubres. Aparte de que el centro parisino gozaba de un aspecto pobre y peligroso, se hacía necesario responder a las necesidades de una burguesía cada vez más creciente.
 



Es en este contexto en el que el barón Haussmann comienza a proyectar un París diferente. Amplias avenidas sustituyen a las callejuelas estrechas y la urbe se llena de parques y jardines. En cuanto a las fachadas de los edificios, se diseñan siguiendo el estilo neoclásico, homogeneizándose y respetando ciertos parámetros.

Una aproximación a las viviendas Haussmann de París



   El detalle de muchas de las fachadas las ha convertido en verdaderas obras de arte

Las viviendas Haussmann presentan ciertas similitudes. En primer lugar, todos los edificios de una misma calle debían tener una altura parecida y proporcional al ancho de la calle. Asimismo, no podían superar las 6 plantas. En aquel momento se construyeron en torno a 40.000 edificios, de los que alrededor del 60% se conservan en la actualidad.

Otras señas de identidad del estilo arquitectónico Haussmann son los enormes ventanales, así como la presencia de balcones. Por su parte, las decoraciones ornamentales de la fachada se encargan de añadir un toque de lo más señorial y sofisticado. El interior de las viviendas Haussmann también exhibe elementos comunes, como los techos altos, las puertas grandes o los suelos de madera.
 

No resulta complicado identificar algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura Haussmann en París. Por ejemplo, la Place Charles de Gaulle, que acoge el icónico Arco del Triunfo, es una excelente muestra de la grandeza que el barón Haussmann quería que luciera París. Pero también es originario de esta época el vistoso Palacio de Garnier, más conocido como Ópera de París. De estos años datan también la Gare de Lyon, la Place de l'Hotel-de-Ville o la calle que atraviesa el Jardín de las Tullerías. No podemos olvidarnos del célebre Boulevard Haussmann, sin duda, uno de los ejemplos más representativos de su plan urbanístico.

La próxima vez que visites París, ¡recuerda alzar la vista para admirar la grandiosidad de los edificios! Nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación conectan diversas ciudades españolas con la capital francesa.​

​​



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario