SOUVENIRS ORIGINALES DE FRANCIA: ¿QUÉ TRAER COMO REGALO?

​​​​​​Los souvenirs son como un trocito de los viajes que nos podemos a traer a casa, pero no solo para nosotros mismos, sino para nuestros familiares y amigos. Por eso, conviene seleccionarlos con acierto, valorando no solo que sean objetos bonitos, sino también representativos y útiles. Si vas a viajar a Francia próximamente, te contamos cuáles son los souvenirs más originales que puedes comprar.

Con nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación​ de alta velocidad puedes llegar a los principales destinos franceses en pocas horas desde diversas ciudades de España. ¡Volverás cargado de regalitos!

El ámbito de los souvenirs va más allá de los imanes para el frigorífico, los llaveros o las tazas. Si quieres ser un poco más original, toma nota de algunos de los recuerdos más interesantes que puedes encontrar en Francia.

1. Macarons​

Sin duda la elección más dulce

Que Francia es uno de los destinos gastronómicos por excelencia es de sobra conocido. Siempre puedes llevarte a casa un exquisito queso francés, aunque también una caja de macarons, ya sabes, esas deliciosas galletas de colores rellenas de crema que se han convertido en uno de los símbolos del país galo. ¿Dónde encontrar algunos de los mejores macarons​? En la tienda Ladurée, que cuenta con varios locales en París.




2. Un perfume francés​

Además de la gastronomía y la moda, la otra gran especialidad francesa, y especialmente parisina, son los perfumes. En la capital se hallan las perfumerías más elegantes y sofisticadas que puedas imaginar, donde encontrarás las marcas más refinadas. Algunas de las más míticas son Casa Guerlain o L’Artisan Parfumeur.

3. Trufa negra

Otra de las exquisiteces que pueden encontrarse en el país vecino son las trufas negras auténticas. Denominada tuber melanosporum, este manjar que despierta pasiones entre los más sibaritas está disponible en establecimientos especializados como la Maison de la Truffe, en París. El departamento de Provenza Alpes Costa Azul también es otro de los grandes productores, así que también es un gran souvenir que comprar si estás de paso en Aviñón.​

4. Marionetas


Las hay de más sencillas para niños, a auténticas obras de artesanía 

Lyon es el hogar del guiñol y, de hecho, uno de los museos más curiosos e imprescindibles que visitar en la capital del Ródano es precisamente el Museo de la Marioneta. No es muy difícil quedarse prendado de estos adorables muñecos, así que si quieres comprar como souvenir una marioneta, acércate al coqueto establecimiento Disagn Cardelli.


5. Prendas de seda

La historia de Lyon​ ha estado tradicionalmente ligada a la producción de la seda. De hecho, era en el barrio de la Croix-Rousse donde se localizaba la mayoría de los talleres. En la Maison des Canuts descubrirás cómo vivían estos artesanos y te maravillarás con la amplia selección de productos textiles a la venta.

6. Artículos de violeta

Toulouse es apodada cariñosamente “la ciudad de las violetas”, pues es pura pasión lo que se siente por estas flores en la capital occitana. De ahí que, con el paso de los años, estas estén presentes en todo tipo de productos cosméticos y de alimentación. Las violetas, así, impregnan jabones, perfumes, mieles, mermeladas y hasta mostazas. En la Maison de la Violette entenderás de qué estamos hablando.

7. Jabón de Marsella

Los hay de distintas variedades y aromas 

El jabón​ de Marsella es conocido en el mundo entero, por su utilidad como detergente, pero también como producto de belleza. La característica más destacada de este artículo es que se compone en más de un 70% de aceites. Lo encontrarás fácilmente en cualquier mercado provenzal e​n distintas variedades y aromas: lavanda, jazmín, rosa, miel, romero, limón, pino y un largo etcétera.







Únete a la conversación

    Escribe tu comentario