LA TRUFA EN EL SUR DE FRANCIA: MERCADOS Y RINCONES DONDE ENCONTRAR EL ORO NEGRO

​La trufa, en ocasiones conocida como el oro negro, es uno de los manjares más codiciados. Este tipo de hongo es, a menudo, confundido con la trufa de chocolate, aunque no tiene nada que ver. Su sabor es tan intenso que apenas se necesita una pequeña cantidad para aderezar los platos y transformarlos en verdaderas obras de arte. En Francia, es uno de los pobladores de los bosques del sur del país, así que si estás de visita en la zona, es posible que quieras degustar en tu viaje el preciado oro ne​gro. Nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​ conectan diferentes puntos de España con diversas localizaciones del sur de Francia para que te des un capricho.



Cuatro lugares franceses donde degustar la trufa negra

En el país de la gastronomía​ no podía faltar una de las delicatessen más alabadas. La trufa negra es, sin duda, una de las estrellas de la cocina francesa, un ingrediente capaz de convertir cualquier plato en un placer para el paladar. En esta ocasión, te hablamos de cuatro lugares donde encontrar algunas de las más exquisitas.

1. Mercado de la trufa en Uzès



 El mercado de Uzés es sin duda el lugar ideal para encontrar todo tipo de especias únicas y condimentos para dar más sabor a tus recetas

El invierno es especial en Uzés, una pintoresca población situada a caballo entre Aviñón y Nimes. Durante esta estación del año, parece que la trufa cobrará vida en este lugar. La cultura en torno al oro negro alcanza su punto álgido el tercer fin de semana de enero. La veneración es tal que, incluso, se organiza una misa en su honor.

2. Mercado de trufas en Lalbenque

El mercado de trufas que se celebra en Lalbenque está considerado el mayor de toda la región de Occitania. Tiene lugar cada martes entre los meses de diciembre a marzo. Su cercanía con la ciudad de Toulouse (a apenas 100 km) hace que sea una visita ineludible si te consideras un amante del oro negro.



3. Mercado estival de Roullens

A un paso de la bella Carcasona, se localiza la población de Roullens, donde cada verano se realiza un mercado dedicado a este manjar. La trufa de verano (Tuber aestivum) se celebra durante el mes de junio. Esta es quizás un poco más desconocida que otras invernales, pero igualmente deliciosa. Lo mejor es que el mercado se ameniza con música y actividades para dar la bienvenida a todos los curiosos.

4. Mercado de las trufas de Villeneuve-Minervois



Sin duda el lugar ideal para conocer y aprender más sobre este esquivo hongo - Imágenes ​​​de su página de Facebook

​Por último, no podemos olvidarnos de la localidad de Villeneuve-Minervois, ubicada a apenas 20 minutos de Carcasona. Desde diciembre a febrero, un sábado al mes, este lugar acoge un dinámico mercado de trufas para acercar esta maravilla culinaria a cualquier paladar. No te pierdas tampoco La Casa de la Trufa, un museo donde indagar acerca de este sabroso hongo.




Únete a la conversación

    Escribe tu comentario