5 FORMAS DE EXPLORAR LYON

​​Considerada la puerta entre Europa del norte y Europa del sur, Lyon es un punto geográfico clave por su proximidad a Suiza y Alemania. Es la tercera ciudad más poblada de Francia y es conocida como la capital gastronómica del país. Además, posee un extenso recorrido histórico como imponente centro cultural, gastronómico e industrial. Ahora es posible viajar a esta ciudad señorial en tan sólo 5 horas con Renfe-SNCF en Colaboración.  

La magia y animación del casco antiguo, incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, te abren la puerta para disfrutar de un viaje inolvidable en esta bella metrópolis europea. A continuación te proponemos 5 formas diferentes de descubrir Lyon. 


EN BICICLETA

 
Ciclista cruzando el puente de Lyon

Opción cada vez más popular, recorrer la cuidad a pedal es un auténtico placer. Lyon cuenta con una red de carriles para ciclistas muy extensa que permite visitar todos sus rincones. Además, puedes llevar tu propia bicicleta desde casa ya que los trenes de Renfe-SNCF en Colaboración permiten transportarla cómodamente.      


EN BARCO

 
Atardecer en el barco sobre el rio Saona, Lyon

Son dos los ríos que atraviesan Lyon, el Ródano y el Saona. Múltiples compañías te ofrecen la posibilidad de contemplar las espectaculares vistas de la majestuosa ciudad. Ya sea de día o de noche, es una buena forma de admirar los edificios más importantes y principales puentes de Lyon.     


A PIE 

 ​
Gente cruzando el puente que cruza el rio Saona, Lyon

Otra opción de visitar Lyon es a pie. Su tamaño es ideal para recorrer los barrios más céntricos de la ciudad. Puedes diseñar tu propia ruta o contratar una visita guiada. No olvides pasear por el barrio de Saint-Jean ni el hotel Gadagne. 


EN AUTOBÚS Y TRANVÍA

 ​​
Autobús cruzando el nuevo puente que une las dos partes de la ciudad

Si no quieres pasarte todo el día andando, otra opción es visitar la ciudad en autobús. Como otras grandes ciudades, Lyon dispone de diferentes líneas de autobús turístico que te trasladan a los principales puntos de interés.  El tranvía fue el modo de transporte de la ciudad por excelencia durante el siglo XIX y XX. Desde 2001, Lyon ha recuperado y modernizado las líneas de tranvía que, juntamente con el metro, te permiten llegar a cualquier zona de forma rápida y cómoda.      

Lyon es una auténtica joya no tan sólo por su larga tradición gastronómica, sino también por sus museos, barrios y cafés. 


Sorpréndete con las fantásticas vistas desde la colina de Fourvière, la imponente basílica de Notre Dame de Fourvière y los callejones del Vieux Lyon. 

 

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario