LAS MEJORES HELADERÍAS DE MARSELLA

​​​​Si una cosa tenemos clara (y seguro que compartís) es que un verano no sería lo mismo sin un buen cucurucho o una copa de helado… Hay muchas razones que han convertido a los helados en auténticos protagonistas de la temporada estival. Además de estar buenísimos, son los mejores aliados para vencer el calor y las largas jornadas en la playa. Si tenéis pensado viajar a Marsella con los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación, hay seis heladerías que debéis tener bien localizadas. A nadie le amarga un dulce, y mucho menos un helado en verano, ¿verdad?​


LE GLACIER DU ROI

 
" Esquimaux " y cucuruchos ​- leglacierduroi.com

Aunque abrió sus puertas hace pocos años, Florence Bianchi, propietaria del negocio, ha conseguido que Le Glacier du roi se haga un hueco entre las mejores heladerías de Marsella. Ubicada en la Place de la Lenche, muy cerca del puerto viejo, cuenta con una gran terraza de mesas y sillas blancas de estilo nórdico. Sus helados son totalmente artesanales, no contienen conservantes y se caracterizan por tener una textura cremosa que los hace realmente apetecibles. Los sabores son muy variados y cambian según la estación del año, aprovechando las frutas de temporada. Además del clásico cucurucho y de la tradicional tarrina, también sirven platos más sofisticados con una presentación exquisita. ¡Si quieres probar un helado al puro estilo italiano, no puedes perderte esta heladería! 


L’ÉLEPHANT ROSE A POIS BLANCS

El local salta rápidamente a la vista por el color fucsia de la puerta principal y su decoración un tanto infantil. Se sitúa en el barrio de los artistas, concretamente en la Rue des 3 Rois, en una zona de calles peatonales con mucho ambiente tanto de día como de noche. Puedes escoger entre una gran variedad de helados artesanales, algunos realmente curiosos y originales. Si eres exigente y te apetece probar sabores diferentes, éste es lugar ideal. ¡No te pierdas el helado de miel de flor de naranjo! 


BÉLUGA​

 
​​Helado de chocolate y "banana split" -  lebeluga.com

A pocos metros del puerto viejo de Pointe Rouge y de la playa podéis encontrar el Béluga. Lo más curioso es que está pared con pared con otras dos heladerías más de la competencia. No obstante, su experiencia y la calidad de su producto estrella, han hecho que día tras día pueda abrir sus puertas para ofrecer uno de sus helados más reputados: el de té verde y piñones.


MAISON DE LA GLACE

La Maison de la glace puede presumir de estar en uno de los emplazamientos más exclusivos de Marsella. Esta heladería se fundó en 1947 y actualmente cuenta con tres establecimientos más en la ciudad, uno de ellos situado en primera línea de mar. Puedes escoger entre una gran variedad de helados, yogures helados y crepes. Es la mejor opción si te apetece pasear por delante del mar y buscas refrescarte en un espacio alegre y acogedor. en un lugar privilegiado. ​​​​


VANILLE NOIRE

 
Helado de vainilla negra y varios perfumes - ​Glacier vanille noire / Facebook​

En el centro de Marsella se encuentra la heladería Vanille noire. Lo cierto es que es bastante pequeña y sólo hay unas pocas mesas en la terraza. No obstante, si estás por allí y te apetece parar unos minutos y refrescarte, ésta es una de las mejores opciones. Eso sí, no puedes perderte su especialidad, que hace honor a su nombre: el helado de vainilla negra!


GELATI NINO

Gelati Nino se ha convertido en una cadena de heladerías de Marsella que ya cuenta con seis locales repartidos por toda la ciudad. De hecho, es uno de los que compite puerta con puerta con el Béluga en la playa de Pointe Rouge. Uno de sus locales mejor ubicados se encuentra en la Escale Bórely, en primera línea de mar y a pocos metros de la Maison de la glace. Su punto fuerte es que cada verano añade nuevos sabores a su carta, y que son realmente originales. ¿Alguna vez has probado el helado de limoncello, de Red Bull o de amapola? ¡Si quieres, en Gelati Nino podrás hacerlo!



 

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario