EL PUERTO DE MARSELLA: QUÉ HACER, DÓNDE COMER Y DÓNDE DORMIR

​​La segunda ciudad con mayor población de Francia, solo por detrás de París, es una caja de sorpresas. Su privilegiada localización, a orillas del mar Mediterráneo, es uno de sus grandes atractivos. Y es que en esta urbe, la vida transcurre cerca del agua. De ahí que, en tu visita a Marsella​, no puedas obviar el Puerto Viejo, un lugar de frenética actividad, pero, al mismo tiempo, de encanto inagotable. Ahora tienes la oportunidad de descubrir este y otros muchos rincones de la capital de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación. ¡Monta, que te llevamos sin perder ni un minuto!




La historia de Marsella ha estado ligada estrechamente a su Puerto Viejo o Vieux-Port. Este aparece custodiado por dos fuertes, el de Saint Nicolas y el de Saint Jean. En este lugar no solo es posible deleitarse con la apacible estampa de los barcos de pesca y demás embarcaciones ahí atracadas. Es suficiente con alzar la mirada para maravillarse con una de las mejores perspectivas de la Basílica de Notre-Dame de la Garde que se erige en lo alto de la colina.




Vistas del puerto de Marsella


Qué visitar en el Puerto Viejo de Marsella

El Puerto Viejo de Marsella está repleto de sitios interesantes que merece la pena descubrir poco a poco. Además de disfrutar del animado ambiente que se respira a cualquier hora del día, puedes visitar la Abadía de Saint Victor, que data del siglo V. 

El Palacio del Pharo es otro de los monumentos imprescindibles. Se trata de un edificio que mandó construir Luis Napoleón en el siglo XIX que, en la actualidad, funciona como un centro de convenciones. De interés es también el Faro de Santa María, el Museo de los Muelles Romanos, así como el edificio del Ayuntamiento.


Dónde comer en el Puerto Viejo

No hay plan más idílico en Marsella para comer que con unas esplendorosas vistas al mar. Por eso, el Puerto Viejo se antoja como una de las mejores opciones para hacer un alto en el camino y probar la gastronomía del lugar. 

La Cours Honoré d’Estienne d’Orves es un entorno repleto de restaurantes y bares donde podrás degustar pescados y mariscos frescos o la popular bouillabaisse. La zona de Place aux Huiles y aledaños, muy próxima a la plaza anterior, es otra excelente elección.




Los pescadores ofrecen sus capturas nada más llegar al puerto


Dónde alojarse en los alrededores del Puerto Viejo

El área del Puerto Viejo es una de las más recomendables para dormir en Marsella. ¿Te imaginas levantarte con vistas al Mediterráneo? Por eso, tienes interesantes propuestas a tu disposición como el Hôtel Carré Vieux Port, de aspecto joven y desenfadado. Por su parte, Grand Hotel Beauvau Marseille Vieux Port es un hotel con una ubicación inmejorable, ya que se encuentra a solo unos metros de la famosa calle Canebière.




Si aún no conoces el Puerto Viejo de Marsella, te animamos a subirte a uno de nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación para disfrutar de unos días inolvidables en esta coqueta ciudad mediterránea.



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario