EL BARRIO DE L'ECUSSON EN MONTPELLIER: CONSEJOS PARA NO PERDERTE NADA

​Montpellier es una de las ciudades más bonitas de Francia. Se presenta como un destino tranquilo para disfrutar de sus plazas, avenidas y distintos barrios. El casco histórico de esta urbe occitana, conocido como Ecusson, es uno de los imperdibles, ya que en él se ubican algunos de los principales atractivos de la ciudad. Con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación podrás llegar a Montpellier desde diversos puntos de España. ¡Sube y prepárate para conocer un destino que te encantará!




Qué visitar en l’Ecusson




 Hay que vagar sin rumbo fijo por el corazón de la ciudad


El barrio de l’Ecusson es un laberinto de calles que, tomándolas, conducen a hermosos y curiosos lugares. Se trata del corazón de Montpellier, su centro histórico y barrio más mimado. El punto de partida de una visita por esta área bien podría ser la emblemática Place de la Comédie, una plaza que en otros tiempos se llamó “la plaza del huevo”, por su forma ovalada. Presidida por la fuente de las Tres Gracias y el edificio de la Ópera Comédie, esta plaza se encuentra siempre en ebullición.

Imprescindible es, asimismo, la Catedral Saint-Pierre de Montpellier, una de las visitas obligadas si estás de paseo por Ecusson. Construido en el siglo XIV, el templo maravilla por su inmensidad.

Los amantes del arte no pueden perderse el Museo Fabre, que alberga una enorme colección de más de 800 obras de artistas europeos. Las creaciones de grandes maestros italianos, franceses, españoles o flamencos se exhiben en este lugar.

Además, este barrio tiene su propio Arco del Triunfo y acoge el coqueto Acueducto de Saint-Clément, que data del siglo XVIII.


De compras en l’Ecusson




La Place de la Comédie es parada obligada tanto de día como de noche


Las calles de Ecusson son fantásticas para los adictos a las compras. Casi en cada rincón es posible encontrar alguna tienda con encanto donde adquirir artesanías, ropa o libros. Justo detrás de la Place de la Comédie se ubica el centro comercial Polygone. Por su parte, la Rue Foch es una concurrida calle comercial que alberga sobre todo boutiques y tiendas de moda de lujo. Por último, no te pierdas la Rue de l’Aiguillerie, donde hallarás establecimientos de todo tipo.




Dónde comer

Después de un paseo por el barrio, es normal que se abra el apetito. La buena noticia es que el barrio de l’Ecusson es uno de los mejores sitios en Montpellier para probar la cocina local. No en vano, es una zona en la que abundan las cafeterías y los restaurantes en los que degustar platos de alta calidad o bien simplemente sentarse a tomarse un buen vino.

Buenos ejemplos son La Diligence, ubicado en un edificio del siglo XIV y que sirve platos tradicionales desde hace más de 40 años; Le Petit Bistrot, siempre abarrotado de comensales gracias a la calidad de sus propuestas; o Le Petit Jardin, un restaurante situado en un entorno inmejorable.


Nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación te llevan hasta Montpellier en un abrir y cerrar de ojos para que disfrutes de todos sus rincones.





Únete a la conversación

    Escribe tu comentario