EXCURSIONES DESDE NÎMES

​​Hablar de Nimes es hablar de un patrimonio arquitectónico espectacular y uno de las ciudades francesa que son Patrimonio de la humanidad por la Unesco. Sin embargo, los alrededores de la ciudad son igual o mejores que la propia Nimes.​​

Te proponemos descubrir algunos de los lugares más bellos de sus alrededores en pequeñas excursiones que puedes llegar a realizar en un solo día y así poder desplazarse con gran comodidad. 

Para llegar a Nimes nada mejor que tomar alguno de nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación que ponemos a tu disposición.


Arles

A las puertas de la comarca de la Camarga se encuentra Arlés. Aunque no es una población muy numerosa, cercanos a los 60mil, en su término municipal se engloba todo el Parque Natural, siendo su extensión de 759km2 superando a la capital del país, París.

Su ubicación en el centro de la vía que unía la península itálica e ibérica convirtió a la ciudad en una de las más importantes en la época romana y sus numerosos edificios en un gran estado de conservación, como las Arenas, el Teatro Romano o las termas de Constantino han convertido la ciudad en Patrimonio Mundial de la Humanidad.



Anfiteatro romano de Arles​​

Arlés también es conocida gracias a los pintores impresionistas de finales del s.XIX y principios del s.XX como Gauguin, Picasso y principalmente Van Gogh que pintó más de 300 obras durante su estancia en la ciudad francesa. 


Aviñón

Aviñón es, sin duda, uno de los destinos más espectaculares que se pue​​den visitar en el Sur de Francia. Es una villa medieval de mucha importancia durante ese periodo y, en general, durante los últimos siglos. 

Concretamente, Aviñón fue una plaza que se disputaron todas las potencias de Europa. Esto se debe a su posición estratégica y a su magnífica disposición defensiva.



Recomendamos encarecidamente visitar el Palacio de los Papas, el conjunto gótico más grande de Europa y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; si conoces la célebre canción infantil popular de “Sur le pont d’Avignon”, no te puedes perder visitarlo. Se trata del puente de Bénezet y unía la ciudad con el otro extremo de la orilla del Ródano, aunque ahora sólo resta una pequeña parte. 

Además dispone de estación de alta velocidad, así que podrás desplazarte aún más rápidamente entre las dos ciudades.



El palacio de los papas y el puente Bénezet de Aviñón

​​​

Pont du gard

Situado a poco más de 20 kilómetros de Nimes, el Pont du Gard es uno de los vestigios romanos más importantes y en mejor estado de conservación de toda Francia. 

Se trata de un espléndido acueducto construido en el s.I DC que llevaba las aguas desde un manantial en Uzès hasta la ciudad de Nimes. Con una longitud de unos 270 metros, el puente ha vivido diferentes restauraciones y actualmente forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y está considerada una de las 5 atracciones más visitadas de toda Francia.



Vistas del Pont du Gard

Uzès

Esta pequeña población situada a unos 25 kilómetros de Nimes es de una singular belleza que te remontan a la época medieval. Sus callejuelas estrechas son perfectas para perderse, así como es de visita obligada el mercado semanal con un sinfín de hierbas aromáticas de la zona.


El palacio Ducal y calles de Uzès​

El monumento más conocido es el Palacio Ducal. Se trata de uno de los conjuntos medievales mejor conservados y ocupa el centro de la ciudad. Construido durante diversas épocas, tiene la torre Bermonde del siglo XI que destaca en el horizonte del Uzège; partes góticas, como la capilla del siglo XV; renacentistas, sobre todo en la fachada, y otras posteriores hasta el XIX.



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario