CARRÉ D'ART: NORMAN FOSTER EN NÎMES

​​​​La ciudad de Nîmes posee una historia de más de dos mil años que la hace muy atractiva a los amantes del arte y la cultura, particularmente por su enorme patrimonio romano. Sin​ embargo, la ciudad, orgullosa de su pasado, mira también al presente y al futuro y descubrirla no es sólo sumergirse en el mundo romano. 

Así que el viajero puede también pasear por el viejo Nîmes para descubrir lugares de gran encanto, como la Plaza del Mercado o la encantadora Place aux Herbes, verdadero corazón del barrio antiguo, con su catedral, arcadas y ventanas de interés. Sus terrazas dan fe del ambiente relajado y mediterráneo que respira Nîmes. También las encontramos en la cercana Plaza del Reloj, donde la torre del siglo XVII rivaliza con las palmeras.


Centro de Nimes

Pero donde el presente se transforma ya en futuro es en el ​moderno edificio del Carrée d'Art, el Museo de Arte Contemporáneo de Nîmes.  Está situado en la Plaza de la Maison Carrée,  frente a la Maison Carrée, una de las joyas romanas de la ciudad, lo que constituyó un buen reto arquitectónico en el momento de proyectarlo. Se realizó un concurso público al que se presentaron diversos estudios arquitectónicos de renombre. Finalmente el ganador fue el arquitecto Norman Foster, que afrontó el reto de relacionar lo antiguo con lo nuevo con un diseño moderno, un edificio con proporciones prácticamente idénticas al edificio romano, de arquitectura en terrazas, típica de la región y donde la luz es protagonista. 



Museo de Arte Contemporáneo - Office Tourisme Nîmes

El resultado es una obra organizada en cuatro pisos, dos de ellos soterrados, lo que permite una integración discreta en el entorno. En e​l edificio se dan cita diversos espacios, el propio museo​ de Arte Contemporáneo, una mediateca y un centro de documentación. El museo de Arte Contemporáneo exhibe 400 obras de arte desde los años 60 a la actualidad, bajo tres ejes fundamentales: el arte francés dentro de los grandes movimientos artísticos, la identidad mediterránea alrededor del sur de Francia, Italia y España y una presentación de las tendencias anglosajonas y germánicas. Además, durante todo el año se proponen interesantes exposiciones temporales.​

Place de la Maison Carrée - OT Nîmes, V. Formica

Con 20.400m2 y una capacidad de 33.000 visitantes por mes, es ya uno de los iconos de la ciudad. Su restaurante Le Ciel de Nîmes, situado en el tercer piso, ocupa una de las terrazas y es el único restaurante de la ciudad que permite tener un panorama único sobre las torres, campanarios y tejados de la ciudad. Ofrece una visión extraordinaria de la Maison Carrée y de su tejado, restaurado en 1992 repro​duciendo exactamente la antigua techumbre romana de grandes tejas planas.  
Con la construcción del Carrée d'Art, además, se reacondicionó la plaza de la Maison Carrée, convirtiéndola en peatonal. Rodeada de cafete​​​rías con terrazas y siempre llena de gente, ha dado una nueva vida cultural a la ciudad. ​

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario