10 OBRAS DE ARTE QUE ESTÁN EN PARÍS

​​​​​París es una de las capitales europeas con un mayor patrimonio artístico. Los numerosos museos que se encuentran en la ciudad contienen una gran cantidad de obras de todos los estilos y corrientes pictóricas, muy reconocidas por el gran público. ¡Ven a visitar París con los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación y entra en las galerías de los museos más conocidos y no te pierdas estas 10 obras que tienes que ver al menos una vez en la vida!

​​​
Es realmente complicado poder hacer una lista con los mejores cuadros de las salas de exposiciones parisinas. No obstante, ya sea por su historia o por sus pintores hay algunos que se han convertido en referentes y de fama internacional. Queremos hacer una lista de todas aquellas pinturas que podrás ver si viajas a París y que tienes que contemplar, sí o sí, en persona.


 1. LA GIOCONDA (LA MONA LISA)


La Mona Lista - Wikimédia Commons

La Gioconda es uno de los cuadros más populares del mundo. Es una obra renacentista pintada por Leonardo da Vinci que se expone en el Museo del Louvre. La sala en la que se exhibe la pintura está siempre abarrotada de visitantes que quieren hacerse una fotografía con el óleo. Su fama es fruto de su gran belleza y de los misterios que guarda el rosto de uno de los personajes más conocidos de da Vinci.
 

2. LAS BODAS DE CANÁ

La pintura de Paolo Veronese se encuentra en el Museo del Louvre desde que Napoleón la llevara a París en 1797. Se trata de una de las obras más importantes de la pintura veneciana y representa las Bodas de Caná, una historia que recoge el Evangelio de Juan del Nuevo Testamento.


3. LA BALSA DE LA MEDUSA


La Balsa de la Medusa - Wikimédia Commons

La obra pintada por Théodore Géricault en 1819 es una de las mayores joyas del Romanticismo francés y se expone en el Museo del Louvre. El cuadro se centra en el movimiento, abandonando la calma que predomina en el estilo clasicista y representa una escena del naufragio de la embarcación francesa Méduse frente a las costas de Mauritania.


4. EL JURAMENTO DE LOS HORACIOS

Se le considera el referente de la pintura neoclásica y es obra del pintor Jacques-Louis David. Se expone en una de las galerías del Museo del Louvre y es un clásico en los libros de Historia del Arte. Representa el juramento de tres Horacios romanos y simboliza el poder del deber por encima de la vida personal.
 


5. LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO


La libertad guiando al pueblo​ - Wikimédia Commons

El cuadro de Eugène Delacroix se conserva en el Museo del Louvre y representa una escena de la revolución burguesa de 1830 que tuvo lugar en París. En el lienzo se puede ver una mujer con la bandera francesa y el pecho al aire, que es una alegoría de la Libertad, que ya se ha convertido en un icono universal. El grupo de música Coldplay, sin ir más lejos, utilizó este cuadro como portada de su disco “viva la vida”.​


6. LA CORONACIÓN DE NAPOLEÓN

Es una de las obras más conocidas de Jacques-Louis David, pintor oficial de Napoleón, que se expone en el Museo del Louvre. Se caracteriza por sus grandes dimensiones y por su estilo neoclásico. El cuadro ilustra el momento en el que Napoleón se corona a él mismo como Emperador, en una ceremonia que tiene lugar en la Catedral de Notre Dame de París en 1804. 
 

7. LOS JUGADORES DE CARTAS


Los jugadores de cartas​​ - Wikimédia Commons

Se trata del último cuadro de una serie de cinco, que hizo Paul Cézanne entre 1890 y 1895, en el que se representan dos hombres jugando a las cartas. Esta última versión se encuentra en el Museo de Orsay y pertenece a la época de madurez del artista postimpresionista.​


8. LA CLASE DE DANZA

La clase de danza se expone en las galerías del Museo de Orsay y es una de las obras más conocidas de Edgar Degas. El pintor impresionista acudía a menudo a la Ópera, donde le gustaba colarse en las clases de danza. En este cuadro se ilustra un momento cotidiano en una de las pausas del ensayo de las bailarinas.
 

9. LE DÉJEUNER SUR L'HERBE (ALMUERZO SOBRE LA HIERBA)


Le Déjeuner sur l'Herbe​ ​​ ​​-​ ​Wikimédia Commons​

El cuadro de Édouard Manet se pintó en 1863 y se expone en el Museo de Orsay. Se caracteriza por la yuxtaposición de los espacios oscuros e iluminados, y por su temática que reivindica la libertad individual. Fue un cuadro muy polémico en su época por el hecho de presentar una mujer completamente desnuda comiendo con dos hombres vestidos.


10. BAILE EN EL MOULIN DE LA GALETTE 

El cuadro de Pierre Auguste Renoir es una de las obras más importantes de estilo Impresionista que se expone en el Museo de Orsay. Un clásico en los libros de Arte, muestra un domingo de baile en el Moulin de la Galette, un lugar situado en Montmatre en el que se reunían los artistas, literatos y obreros parisinos.



 

Únete a la conversación

  • Rosa 03/05/2016 11:54:21
    París, bella y apasionante ciudad!
  • Eli Llanos 14/07/2016 11:42:38
    Excelente nota la compartire.
  • Eli Llanos 14/07/2016 11:44:40
    Excelente nota la compartire.

Escribe tu comentario