BARRIO DE SENTIER: CONOCE EL NUEVO DISTRITO DE MODA DE PARÍS

Los atractivos de París​ parecen no agotarse nunca. De un tiempo a esta parte, hay un barrio que está pegando fuerte, aunque, quizás, no te suene de nada. Nos estamos refiriendo al barrio de Sentier, situado en el distrito 2 de París. Se trata de una zona en plena ebullición en la que están proliferando restaurantes exóticos, pintorescas tiendas y bistrós tradicionales. En definitiva, un barrio al que merece la pena acercarse si de veras te apetece conocer cuál es uno de los barrios de moda​ de los últimos tiempos. Nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​ te llevan hasta París sin tiempo que perder.

 
El barrio de Sentier se extiende entre la calle Réaumur y Montorgueil, esta última una de las calles más animadas. Se localiza, como decíamos anteriormente, en el distrito 2 de París, el más pequeño de los 20 que conforman la ciudad. Este es, quizás, conocido sobre todo porque alberga el edificio de la Bolsa y también la Biblioteca Nacional. Estas son las señas de identidad de un distrito, que, a priori, pudiera no llamar la atención por la ausencia de monumentos o puntos de interés. Sin embargo, el barrio de Sentier se ha convertido en una buena excusa para acercarse hasta aquí.


  El Passage du Caire alberga unos almacenes más icónicos de la ciudad

Una de las curiosidades sobre Sentier es que en la Edad Media estaba considerado el barrio más peligroso de todo París. Es más, ni siquiera las fuerzas de seguridad se atrevían a merodear por allí. Unos cuantos siglos después, la realidad es bien distinta. No solo es un barrio muy seguro, sino que sus calles están siempre repletas de gente ávida de mimetizarse en una zona que, en la actualidad, muchos conocen como “Silicon Sentier”, por la cantidad de startups tecnológicas que se han instalado en ella.
 


Algunos puntos de interés en el barrio de Sentier

De paseo por el barrio de Sentier, no te saltes la calle Réaumur, donde tendrás la oportunidad de admirar su coqueta arquitectura. Imperdible es, asimismo, la calle Montorgueil, donde se halla Patisserie Stohrer, la pastelería más antigua de París. No importa si no vas a comprar nada, pues merece la pena que eches un vistazo al menos a su escaparate.

En el número 82 de la calle Cléry se encuentra un establecimiento de lo más curioso. Y es que se trata de un local que comercializa todo tipo de plumas para espectáculos y cabarets. No lejos de este establecimiento se ubica la Place du Caire, denominada en honor a la expedición que hizo Napoleón a Egipto en el año 1798.



 La calle Degrés, la calle más pequeña de París

También el barrio de Sentier da cobijo a una de las calles más vistosas de toda la ciudad: la calle Degrés. Sin duda, es casi imposible no caer en la tentación de fotografiarse con ella.

Por último, te animamos a no perderte el mítico cine Le Grand REX, muy próximo a Les Grands Boulevards, que te permitirá retroceder en el tiempo hasta la década de los 30. Si su exterior te sorprende, no puedes obviar su interior.




Únete a la conversación

    Escribe tu comentario