ESCAPADA FAMILIAR A PARÍS

​​​​​​​​Si hay algo que teníamos muchas ganas y desde hace mucho tiempo toda mi familia era poder visitar París, así que en este post os voy a explicar como fue nuestra experiencia visitando la ciudad del amor con Renfe-SNCF en Cooperación.​​


​​

Para mi es imprescindible en los viajes familiares poder disfrutar de una estancia agradable, conocer lugares nuevos, culturas diferentes y viajar con la máxima comodidad, por lo que para ir a París ​tenía muy claro que el tren era la mejor opción. 

Salimos de la estación de Sants puntualmente el viernes por la mañana. Nos separaban poco más de 6 horas de nuestro destino y teníamos por delante 4 días que esperábamos llenos de aventuras. El trayecto fue muy agradable: jugamos a cartas, hicimos fotos del paisaje, aprovechamos que habíamos cogido plazas con mesa en el centro para comer y, cuando parecía que estábamos algo cansados, anunciaron la tan esperada París.



Interior y fachada de la estación de Gare de Lyon

Como había reservado un hotel muy cerca de Gare de Lyon (una de las ventajas de que el tren nos deje en el centro de la ciudad es poder escoger el alojamiento muy cerca de la estación), fuimos a dejar las maletas nada más llegar, y nos decidimos a ir andando sin rumbo aparente hacia la Île de la Cité para tomar una primera impresión de lo que la ciudad nos ofrecía, y buscar un sitio para cenar. Callejeando, pasamos por el monumento a la Bastille y llegamos a la rue de Rivoli, donde nos perdimos entre el ambiente y las tiendas. ¡Hay que ver lo que me gusta esta calle! 



Vistas de Notre Dame desde el puente Saint-Michel

Viendo la hora que era, y con los niños algo cansados, nos quedamos a tomar un tentempié en un restaurante típico de la zona. Antes de volver al hotel dimos un pequeño rodeo para admirar  el magnífico Hotel de Ville y algo más adelante la increíble Catedral de Notre Dame, auténtico símbolo de París, y que los niños observaron entusiasmados. Para ellos, ver algo que siempre han visto en fotos o en las películas fue algo muy especial.



El muro de los Je t’aime

A la mañana siguiente nuestro plan era visitar el barrio de Montmartre, uno de los más encantadores y bonitos de París. Nada más salir de la estación del metro, en la Plaza de Abesses, pudimos oir música y ver un grupo de gente en un rincón, lo que nos llamó la atención. Al acercarnos tuvimos una gran sorpresa:  ¡Allí estaba el muro de los Je t'aime! ¿Os podéis creer que no tenía ni idea de donde se encontraba? Con la cantidad de veces que he estado en París... Se trata de un inmenso muro de azulejos con la frase "Te Quiero" escrita en todos (o casi)  los idiomas del mundo. ¡Es un lugar muy especial que hay que visitar sí o sí! 



Una vez tomadas las pertinentes fotos, subimos hacia el Sacre Cœur. Para poder admirar de cerca la grandeza de París, es imprescindible hacer el pequeño esfuerzo de subir los 300 escalones que ascienden hasta lo alto del Dôme, y poder disfrutar de las increíbles vistas de la ciudad desde las alturas. ¡Maravilloso!



La Basílica del Sagrado Corazón y las vistas desde lo alto del Dôme

A la hora de comer, nos decidimos por un el sorprendente Balls, un restaurante cuya carta se basa en albóndigas con diferentes salsas y que nos dejó con muy buen sabor de boca, además de por su estupenda comida, por el buen ambiente que se vivía en el local y por la amabilidad de su equipo. ¡Muy recomendable!

Después de refugiarnos en las maravillosas Galería Lafayette, un MUST del shopping parisino, (y lugar imprescindible para visitar si tenéis la mala suerte de que llueva cuando vais a París y no podéis visitar sitios al aire libre, llegó el momento que mi peque estaba deseando desde que los Reyes Magos nos trajeron en enero los billetes para ir a París. ¿Sabéis cual era, verdad? ¡Correcto! Subir a la Torre Eiffel por la noche, viendo la ciudad a nuestros pies y disfrutando del espectacular juego de luces que, cada noche, ilumina la capital francesa. Una experiencia inolvidable.



La Torre Eiffel vista desde abajo y París desde el mirador del segundo piso

La mañana siguiente, aprovechando que era primer domingo de mes, pudimos disfrutar de las muchas actividades y espacios donde la entrada que tiene entrada libre, entre ellos uno de los mejores museos del mundo: El Louvre.



El interior del Museo del Louvre

Durante las casi 4 horas que estuvimos, pudimos disfrutar de estatuas clásicas, pinturas italianas, sarcófagos egipcios y por supuesto, la Mona Lisa, escondida detrás de un montón de móviles haciendo fotos ¡Qué emoción! Tengo que contaros que durante la visita, estuvimos explicando a los niños el significado e historia de algunas obras de arte, así que fue una visita cultural total.



La Plaza de la Concordia 

El resto del día transcurrió entre los Jardines de las Tullerías, donde vimos los cisnes y jugamos en el parque infantil, y los Champs Elysées, donde disfrutamos de una calentita crêpe de chocolate y de otra visita de excepción que ese día tenía entrada libre, el Arco del Triunfo. 

La terraza de este espectacular monumento nos permite admirar una vez más las vistas de París al atardecer ¡Una de los mejores momentos de mi vida!



Vistas desde lo alto del Arco del Triunfo

La mañana siguiente, aprovechamos la cercanía de nuestro hotel a la estación de tren para ir de paseo por la zona y hacer algunas compras de última hora. 

Dejamos París justo cuando comenzaba a nevar, y recorrimos parte del viaje enmedio de un paisaje completamente blanco, una imagen increíble de lo que fue un magnífico fin de semana en familia

 



Por Eva Romeu


Únete a la conversación

  • Dora 05/03/2018 21:11:47
    Buena información. Me interesa opiniones para organizar viaje en Francia con final en Madrid o Barcelona
  • Renfe-SNCF en Cooperación 07/03/2018 14:28:30
    Hola Dora. Nos alegra saber que deseas viajar a Francia. Renfe-SNCF en Cooperación llega en alta velocidad hasta París, Lyon, Valence, Marsella, Aix en Provence, Aviñón, Montpellier y así hasta 15 ciudades francesas. Los destinos que enlazan con Madrid son: Marsella, Aix en Provence, Aviñón, Nîmes, Montpellier, Béziers, Narbona y Perpiñán, con una frecuencia diaria. Y todas las ciudades destino en Francia enlazan con Barcelona. Para más información puedes visitar el link: https://www.renfe-sncf.com/es-es/Paginas/Horarios.aspx Aquí puedes consultar los horarios. Saludos y feliz preparación de una escapada a Francia

Escribe tu comentario