DESCUBRE PARÍS A TRAVÉS DE LA OBRA "PARIS EST UNE FÊTE" DE ERNEST HEMINGWAY

Periodista y corresponsal en el extranjero, Ernest Hemingway viajó y vivió a lo largo de su vida en un buen número de ciudades del mundo. Una de ellas, París, ciudad que acogió al estadounidense en la década de los 20, una época de pobreza aunque feliz para el escritor. Es durante su estancia en la capital francesa cuando escribe su obra ‘Paris est une fête’, donde describe todos aquellos pequeños placeres que le hicieron enamorarse poco a poco de la ciudad de la luz.

Te animamos a descubrir París a través de esta obra de Hemingway. Con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​, llegarás a la capital francesa en un abrir y cerrar de ojos. 




‘Paris est une fête’ es una recopilación de memorias, un libro que repasa las aventuras de un joven corresponsal en un continente arrasado por la I Guerra Mundial. Publicado en 1926, casi un siglo después, sirvió de inspiración para la película ‘Medianoche en París’, de Woody Allen

Libro en mano, vamos a recorrer París a través de algunos de los principales rincones que impresionaron a Ernest Hemingway.


1. El Barrio Latino



Uno de los barrios más conocidos antiguamente y en la actualidad


El recorrido arranca en el Barrio Latino​, donde Ernest Hemingway se instaló en París junto a su esposa, en concreto, en el número 74 de la calle Cardinal Lemoine. Sus calles se convirtieron en el día a día del escritor y también sus cafeterías, en especial el Café de Flore.


2. La brasserie Lipp

La brasserie Lipp, localizada en Boulevard Saint-Germain, fue uno de los establecimientos favoritos del periodista estadounidense. Con frecuencia, Ernest Hemingway pedía el plato estrella, la chucrut especial de la casa. La buena noticia es que esta especialidad continúa en el menú.


3. La librería Shakespeare & Company



Una visita obligada para todo amante de la lectura


Esta librería es una de las más míticas a día de hoy de París. En aquellos tiempos estaba situada en el número 12 de la calle Odeon y la regentaba la editora estadounidense Sylvia Beach. Hemingway solía perderse entre sus estanterías y fue aquí donde conoció al poeta Ezra Pound.


4. La terraza La Closerie des Lilas

La Closerie des Lilas es uno de esos cafés con historia de París. Se trató de un punto de encuentro entre literatos de la época y, de hecho, Hemingway solía reunirse en él con su amigo y también escritor Scott Fitzgerald.


5. El Museo de Luxemburgo



Un precioso lugar que alberga tesoros históricos 


El Museo de Luxemburgo fue, sin lugar a dudas, el ojito derecho de Hemingway. El periodista solía recorrer sus jardines y se dejaba seducir por la grandeza de las obras del museo. Cabe señalar que el Museo de Luxemburgo fue el primero del país en abrir al público (en 1750).


6. El Hotel Ritz

Siguiendo el libro de Ernest Hemingway, no podemos dejar de lado el Hotel Ritz. El escritor ha sido uno de sus huéspedes más célebres, de ahí que, incluso, uno de los bares del hotel se llame Bar Hemingway.




Nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación hacen posible que puedas descubrir París bajo los pasos de Ernest Hemingway. ¡Sube!​



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario