LOS SECRETOS DEL LOUVRE

​​​​​​​​​​Con los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación​, París está más cerca que nunca, y poder disfrutar de sus museos y lugares de interés cultural bien vale una escapada de un fin de semana. 

Y si hablamos de museos de de París, poca gente hay en el mundo que no conozca el Louvre, así que vamos a obviar detalles como que es uno de los más visitados del mundo o que una de las obras más célebres que se exponen en una de sus salas es La Gioconda de Leonardo Da Vinci… pues todos sabemos que es visita obligada para todo el que vaya por primera vez la capital francesa. 
No obstante, el Louvre esconde secretos que desconocen muchos de sus millones de visitantes anuales, incluso gran parte de la población de París, por ejemplo…



Sólo está expuesta a los visitantes la décima parte de su fondo artístico



Panorámica del Museo del Louvre

 Aunque el museo dispone de un gran nombre de salas que albergan 35.000 obras de arte, en sus almacenes reposan más de 440.000 obras. El problema no es que las guarden celosamente a ojos del visitante, sino que simplemente, no hay más espacio. Éste fue uno de los motivos por los que se inauguró en 2012 una segunda sede en Lens, cerca de la frontera belga, que mejoró sensiblemente la economía de la ciudad, dañada por la crisis económica.


Un nuevo Louvre en los Emiratos Árabes



Representación en 3D del museo en Abu Dabi - www.louvreabudhabi.ae/​


Museo Louvre Abu Dabi. Este es el nombre del museo que se inauguró en 2017 en la capital del Emir, pero tiene una parte de truco. Aunque el nombre del museo sea Louvre y las obras que se expongan en su interior sean parte del catálogo del homónimo francés, la realidad es que se trata sólo de un “alquiler” por 30 años. Los emiratos han comprado los derechos del nombre y la cesión de sus obras hasta el 2037. Ya veremos que ocurre pasado éste tiempo.


Pinturas realizadas con corazones humanos reales, ¿Leyenda o realidad?



Gale​ría de pinturas,Museo del Louvre ​- Jon Westra, Wikimédia Commons​

 A lo largo del siglo XVII, apareció una técnica pictórica realizada con “munie”, una sustancia segregada por el corazón humano, la cual se mezclaba con aceites y al aplicarse sobre el lienzo producía un efecto imposible de conseguir de ninguna otra forma.​
Esta técnica supuso que algunos de los monarcas de la época, cedieran sus corazones para ser embalsamados una vez fallecidos y adquiridos por pintores de renombre.
Uno de los cuadros expuestos en el Louvre, “Interior de una cocina” del célebre pintor Martin Drolling, cuentan que utilizó dicha técnica realizada con los corazones de Ana de Austria y la Duquesa de Montpensier. ¿Realidad o leyenda?



Un acelerador de partículas en el sótano del Museo

Detalle de maquinaria física de los análisis​

Puede parecer sorprendente pero en los sótanos del Louvre existe un acelerador de partículas que es una de las piezas clave del museo. Su función es poder determinar la composición exacta de cada obra, su método de fabricación, el origen, verificar su autenticidad o estudia​r el grado de alteración que ha sufrido para establecer la estrategia óptima de conservación. 
A diferencia del acelerador circular del CERN de Ginebra que mide 27 kilómetros, éste solo mide 25 metros y es lineal, con lo que no podremos descubrir el Bosón de Higgs, pero sabremos con exactitud qué tipo de mármol se usó para la creación de la Venus de Milo.
​​​​

 


Únete a la conversación

    Escribe tu comentario