LOS MEJORES MACARONS DE PARÍS

​​​​​​​Los macarons se han popularizado tanto en los últimos años que hoy en día se hace casi imposible visitar París sin probar alguno. Muchas pastelerías y artistas de la repostería se han especializado en este preciado dulce y lo han convertido en un postre realmente delicioso. Si quieres probar los mejores macarons de París, súbete a bordo de los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación y adéntrate en un festival de sabores, colores y texturas!

Lo cierto es que en París existe una larga tradición alrededor de los macarons. Algunos maestros pasteleros empezaron a especializarse en este producto a finales del siglo XIX, creando pequeños salones de té que a día de hoy se han convertido en grandes cadenas repartidas por toda la ciudad o el país. 

Resulta muy difícil  pasear por la capital y no maravillarse ante los escaparates repletos de macarons. Estas galletitas elaboradas con clara de huevo, almendras molidas y azúcar, están rellenas de crema y pueden mezclar tantos sabores que podrías deleitarte con una variedad diferente cada día del año. 
Si quieres probar los mejores macarons de París, no te pierdas estas 6 pastelerías:


GÉRARD MULOT​

 
Assortiments​ de Macarons - Gerard Mulot Patissier / Facebook

En 1975 Gérard Mulot, maestro pastelero, abrió su primera tienda en el corazón del barrio de Saint Germain con el objetivo de convertirla en un referente de pastelería de alta gama. Desde entonces ha abierto tres más, en las que el color invade sus escaparates llenos de macarons y otras especialidades como el croissant o los pasteles individuales. Sus precios son elevados, pero están justificados por la calidad de los productos y su trato exquisito. Actualmente la oferta es amplia y en sus vitrinas se pueden encontrar, además de dulces, platos salados exquisitos y delicatesen. ¡Si estás por el centro, no te pierdas esta pequeña joya!


LADURÉE

Ladurée es una de las mejores pastelerías por excelencia de París. Empezó su andadura en 1862 abriendo un primer local muy cerca de la conocida iglesia de la Madeleine. A principios del siglo XX, la mujer de Louis Ernest Ladurée, propietario del negocio, decidió abrir un nuevo espacio de reunión en el que pudieran ir las mujeres. Fue entonces cuando el local situado en la calle Royale 16 abrió un pequeño salón en el piso de arriba que todavía hoy conserva el encanto propio de la estética clásica y burguesa de principios del siglo pasado. 
La empresa ha crecido tanto que se encuentra presente en distintos países del mundo y en París cuenta con numerosas tiendas y salones de té encantadores. Se hace realmente difícil resistirse a entrar en Ladurée y probar sus variedades de pétalos de rosas, frambuesa y chocolate con cereza. Y si quieres regalar un pequeño obsequio típico de Francia a tus conocidos, ¡cuentan con una tienda en el mismo aeropuerto de Orly! 


PIERRE HERMÉ

 
​​Macarons Pierre Hermé - London Chow, ​​​​​Charlotte Marillet, Wikimédia Commons 

Si hay una pastelería que puede competir y hacer frente a Ladurée, ésta es la Pierre Hermé. Los locales parecen auténticas joyerías y, gracias a su savoir-faire y su excelencia, resulta normal que en las tiendas se formen largas colas. Sus macarons son unos de los más caros de toda la capital, pero están realmente buenos. Actualmente cuentan con quince tiendas en la capital y están presentes en más de diez países. Si eres un fanático de estos dulces, a través de su página web tienes la oportunidad de comprar online cajas de macarons y recibirla en cualquier país de Europa. 
Sería realmente difícil quedarse con alguna variedad de todas las que ofrece, porque cada mes añade un nuevo sabor para sorprender a la clientela. Eso sí, no te puedes perder el Ispahan (rosa, frambuesa y lichi) ni el Mogador (fruta de la pasión y chocolate con leche). ¡Una delicia!


LENÔTRE

Gaston Lenôtre abrió su primera tienda en 1947 en Normandía. Diez años después se instaló en la capital abriendo el local de la calle Auteuil 44. Aunque no basa su actividad únicamente en el macaron, es un producto que cocina con mucha destreza. Actualmente ha diversificado su actividad y muchos conocen Lenôtre por su reputada escuela de cocina y repostería, por la que han pasado chefs reconocidos. Puedes comer en sus salones y de postre saborear algún macaron de todos los que hay en su carta. ¡El más divertido es el Macaron Nounours que simula una cara de oso pardo!


CHRISTOPHE ROUSSEL


Macarons - christophe-roussel.fr 

En el laboratorio-atelier situado en la localidad de La Baule, en el noroeste de Francia, Christophe Roussel se encarga de reinventar constantemente los macarons junto a su equipo de pasteleros y maestros chocolateros. En París cuenta con una tienda ubicada en la calle Tardieu, en el barrio de Montmartre, aunque tiene diferentes pastelerías y bombonerías repartidas por todo el país. Queremos destacar el macaron de lavanda y albaricoque y algún macaron menos tradicional, tanto en sabor como en forma, como el Macaron Tulameen. Éste último reinventa el macaron tradicional de toda la vida añadiendo en su interior frambuesas enteras además de la crema. 


SADAHARU AOKI

Seguramente con este nombre, lo último que pensarías es que esta tienda ofrece unos de los mejores macarons de París. Lo cierto es que Sadaharu Aoki es un maestro japonés que ha hecho de su conocimiento en la cocina asiática el punto fuerte de sus productos. Sus macarons mezclan los sabores japoneses con la tradición francesa, dando como resultado algunas variedades tan buenas como el Matcha (té verde) o el Yuzu (cítrico típico japonés). Actualmente en la capital tiene cuatro pastelerías, una de ellas situada dentro de la parte gourmet de las Galerías Lafayette. Puede ser una buena oportunidad para endulzar tus compras… ¿o no?


 

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario