LOS MEJORES CASTILLOS DE LOS ALREDEDORES DE PARÍS

La historia de Francia es sinónimo de reyes, caballeros, cortes y, por supuesto, castillos. Algunos de los más bellos castillos del mundo se encuentran en el país galo y en los alrededores de París hay algunos de los más célebres. 

Te invitamos a descubrirlos con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​




CHÂTEAU DE CHANTILLY

 

Vistas exteriores e interiores del Château de Chantilly

Instalado en pleno corazón de uno de los bosques más grandes de los alrededores de París, la propiedad de Chantilly alberga uno de los más bellos palacios y parques de Francia – obras del duc d’Aumale, hijo del último rey de Francia – y también el musée Condé, que alberga pinturas de artistas como Raphaël, Fra Angelico, Poussin, Ingres o Delacroix, grandes caballerizas y un Musée du cheval.

Considerado como una de las joyas del patrimonio francés, la propiedad de Chantilly recibe cada año a miles de visitantes aficionados a los caballos, a la historia, y a curiosos que buscan un paseo inolvidable a través de sus 115 hectáreas de la propiedad.


CHÂTEAU DE FONTAINEBLEAU

 

Vistas exteriores e interiores del Château de Fontainebleau

Situado en el sur de París, el Palacio de Fontainebleau ocupa un alto lugar en la historia de Francia. Esta joya del patrimonio histórico francés acogió en sus muros ocho siglos de presencia real e imperial, desde los Capetos hasta Napoleón III, pasando por los Valois, los Borbones o hasta Philippe d’Orléans. Empezando por la influencia italiana hasta la tradición francesa, desde Francisco I hasta Napoléon III, desde el estilo medieval, pasando por las fastuosas decoraciones del Renacimiento hasta el diseño de interiores típico del Second Empire, cada soberano ha dejado la marca indeleble de su época en el Castillo.


CHÂTEAU DE VAUX-LE-VICOMTE


Vistas exteriores e interiores del Château de Vaux-le-Vicomte

Obra maestra de la arquitectura clásica de mediados del siglo XVII, el Palacio de Vaux-le-Vicomte, sublime propiedad privada que pertenece desde 1875 al descendiente del aficionado de arte Alfred Sommer, está catalogado como monumento histórico.

Según el requerimiento de Nicolas Fouquet, superintendente de finanzas de Louis XIV, los artistas más renombrados de la corte, Louis le Vau por la arquitectura, André Le Nôtre por el jardín a la francesa y Charles le Brun por la pintura – se asociaron para realizar esta joya del patrimonio francés. Un éxito que resultó tan armonioso, que el Château de Vaux-le-Vicomte hizo que Louis XIV se pusiera celoso, y el edificio sirvió de modelo para el Château de Versailles.


CHÂTEAU DE VERSAILLES 

 

Vistas interiores del Château de Versailles

​Antiguo pabellón de caza de Louis XIII, el Palacio de Versalles se convirtió en el siglo XVIII en la sede del gobierno de Francia. De Louis XIV hasta la Revolución francesa, este palacio ha sido objeto de numerosos remodelamientos, realizados por los sucesivos reyes.

Los suntuosos jardines del Palacio -creación de André Le Nôtre, Primer jardinero del Rey-, la Galería de los Espejos y sus 357 espejos, el Gran Trianón y su pequeño palacio de mármol rosa, el Gran Apartamento del Rey y sus seis salones consecutivos... forman parte de los ineludibles de la visita de uno de los más famosos edificios históricos de Francia, catalogado desde hace 30 años en el patrimonio mundial de la humanidad. 




Si te quedas con las ganas de descubrir el resto de castillos que encontrarás a lo largo y ancho de la geografía francesa, te acercamos en tren con la mayor rapidez posible con la Renfe-SNCF en Cooperación. 



Únete a la conversación

  • Marco Antonio Readi Cerda 13/04/2018 17:27:37
    Hola soy fotógrafo, me encanta la historia y arquitectura. Esperó algun día poder recorrer Francia y su belleza. Saludos

Escribe tu comentario