NAVIDAD EN PARÍS

​​​​​​¿Hay algo más romántico que vivir una navidad en la ciudad del amor? Seguramente no. París se engalana de la mejor manera en unos días donde la tradición y la modernidad confluyen en cada pequeño detalle. Y para que puedas comprobarlo, te llevamos en tren de manera rápida y cómoda a la bella capital gala. 


París​ iluminada

Si la capital francesa es conocida popularmente como la “ciudad de la luz”, es durante la época navideña cuando esta expresión toma mayor dimensión. París se vuelve aún más elegante con su espectacular alumbrado navideño que se coloca para la ocasión en las principales avenidas de la ciudad; así como algunos de sus monumentos hist​óricos y edificios más emblemáticosLa iluminación navideña de París toma vida a finales del mes de noviembre y resta encendida hasta después del día de Reyes. 



Vista nocturna de París

Mercados navideños

Una de las actividades más apasionantes durante estas fechas es visitar alguno de los tradicionales mercados navideños que abundan por las calles parisinas. El mercado más importante es el que encontraremos en el barrio de la Defense, con más de 350 paradas donde encontrar todo tipo de decoración para tu hogar. Otros mercados que deben visitarse son los del barrio de Saint-Germain-des-Prés, o el popular mercado de los Campos Elíseos.


Paris on ice

​Una de las tradiciones más divertidas que tantos los parisinos como los visitantes pueden realizar es patinar sobre hielo al aire libreLa ciudad se “cubre” de hielo en las decenas de pistas que uno puede encontrar a lo largo de la capital. Algunos ejemplos son las pistas sobre hielo instaladas en el Grand Palais, la Tour Eiffel o en les Champs Elysées. Muchas de ellas son gratuitas y sin duda se convierten en la delicia de los más pequeños… y los no tan pequeños.

​​

Niña patinando

De compras

Si algo distingue a la capital francesa es la gran oferta de boutiques y centros comerciales que configuran una red comercial sin igual para realizar todas las compras previstas e imprevistas de estas fechas. Desde el más pequeño de los detalles hasta el más ostentoso de los regalos, podrás encontrarlo en cualquiera de los miles de establecimientos que abastecen la ciudad. Y si nos permites una recomendación, visita las Galerías Lafayette, donde podrás quedar asombrad@ con su majestuoso árbol de Navidad que preside el edificio.



Decoración navideña en centro comercial


Comer en París​

Si deseas degustar la sofisticada cocina francesa en alguna de las fechas señaladas, te recomendamos que reserves con la máxima antelación posible, ya que cada vez son más los restaurantes que deciden cerrar en días como Navidad o Año Nuevo.​

Y como guinda a un viaje de ensueño para celebrar la Navidad, nada mejor que un romántico paseo por el Sena a bordo de un clásico “Bateaux Mouche”. Algunos de ellos ofrecen la posibilidad de realizar un crucero con cena y cotillón para dar la bienvenida al año nuevo.


Únete a la conversación

    Escribe tu comentario