LOS PUENTES SOBRE EL SENA

​​​​​La ciudad de París dispone de 37 puentes que los parisinos y turistas usan para cruzar el Sena. Los hay de todas las épocas y algunos de ellos son de una belleza espectacular que merecen una atención aparte. Pero la mejor manera de disfrutarlos es en persona y para eso, nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación te llevan de m​anera rápida y cómoda para que puedas quedarte prendado de su belleza.

​​

Algunos de los más conocidos de la ciudad son los siguientes:

El puente Alejandro III

Inaugurado para la exposición universal de París de 1900, fue construido para aliviar la saturada circulación de la ciudad en su época y está dedicado al emperador Alejandro III, penúltimo emperador de Rusia.
Tiene una longitud de 160 metros y está construido en acero. La primera piedra fue colocada por el zar Nicolás II, la emperatriz Alexandra Fedorovna y el presidente de la República, Felix Faure. 

Su característica principal son los 32 candelabros de bronce y su gran número de esculturas que le proporcionan una gran belleza. Es uno de los puentes más fotografiados de París.



Vista nocturna del Pont Alexandre III


Le pont des Arts

Le Pont des Arts es seguramente el más popular entre los turistas, conocido por ser donde se colocaban los candados del amor, aunque por el gran peso que soportaba, tuvieron que ser retirados en el año 2015. El puente fue declarado monumento histórico en 1975, pero el puente actual es una reconstrucción de 1984 por culpa del mal estado en que se encontraba debido a los bombardeos ​recibidos durante las 2 guerras mundiales y un accidente naval posterior.  

​​

Clásica vista del Pont des Arts


El puente de Bir-Hakeim

El puente de Bir-Hakeim fue conocido antes como el puente de Passy, y se erigió en memoria de los franceses libres. El puente debe su nombre actual a la batalla de Bir-Hakeim, que tuvo lugar en Libia en 1942.


​​​​​

El puente de Bir-Hakeim​


El puente Charles de Gaulle

Es uno de los más modernos de la ciudad, construido a finales del s.XX, y tiene una longitud de 32 metros. Su diseño en forma de ala de avión lo convierten en un elemento destacable del barrio entre Bercy y la Biblioteca François Mitterand, situados entre el distrito XII y XIII.



El puente de la Concordia

El puente de la Concordia es uno de los puentes más históricos y simbólicos de la ciudad. Fue inaugurado en 1791 y las piedras para levantarlo proceden de la Bastilla, destruida durante el levantamiento del 14 de julio de 1789. A partir de 1810 y por orden del emperador Napoleón Bonaparte, se fueron añadiendo ornamentos a la estructura que embellecieron la sencilla estructura original. ​


​​El Pont Neuf

Declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1991, el puente nuevo es el más antiguo de la ciudad y data de finales del s.XVI. Tiene una longitud de 240 metros y es el primer puente que tuvo aceras para peatones. Una de las características principales es que el Pont Neuf es el que se utiliza para conocer y medir las crecidas del río Sena. 



El pont Neuf, el más antiguo de París


El Pont Royal

Es el tercer puente más antiguo de París y se construyó por orden de Luis XII a partir de un accidente naval. Construido en piedra, después de la revolución francesa, Napoleón ordenó colocar cañones a lo largo del puente para defender el palacio de la Tullerías, sede en su momento de la Convención nacional.




Vista nocturna del Pont Royal

Descubrir la bella arquitectura francesa es una de las múltiples excusas que tienes para poder viajar a cualquiera de sus ciudades para descubrirla.

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario