SAN VALENTÍN CON ACENTO PARISINO

​​​​​​​​​Ninguna otra ciudad atrae a los enamorados como lo hace París. La Ciudad de la Luz es el destino preferido por quienes viajan en pareja y más durante San Valentín, cuando adquiere un brillo especial. Si quieres vivir un San Valentín diferente, sorprende a tu media naranja con una escapada a la capital europea más romántica. Disfrutas ahora de nuestros trenes Renfe-SNCF en Cooperación para pasar un San Valentin memorable.




Piérdete por las callejuelas de Montmartre y empápate del espíritu bohemio de la zona. Deja que uno de los artistas del barrio os haga un retrato y que ese dibujo se convierta en un recuerdo de tan especial viaje. El barrio de Montmartre esconde un pequeño tesoro, el Muro de los “Te quiero”. Bajamos en la parada de metro Abbesses y nada más salir nos lo encontramos a unos pocos pasos. Las palabras “te quiero” escritas en más de 300 idiomas en un muro 40 metros cuadrados. Idea de los artistas Frédéric Baron y Claire Kitode.




Muro de los “Te quiero” en Montmatre

Recorre las pastelerías parisinas más renombradas y hazte con una selección de los típicos macarons. Ladurée o Pierre Hermé son algunos de los templos dedicados al disfrute de estos postres y cuentan con sabores que no puedes ni llegar a imaginar. ​

Acércate al Pont des Arts (Puente de las Artes), símbolo de los enamorados y donde hasta hace poco los turistas podían colocar en sus barandas candados cerrados con los nombres de la pareja o con mensajes de amor. 



Pont des Arts (Puente de las Artes)

Pasea por las orillas del Sena o embárcate en algunos de los cruceros que navegan por el río. Elije un crucero cena San Valentín y brinda con ​Champagne mientras realizas la travesía y celebra que seguís tan enamorados como el primer día.  ​



Vistas de la torre Eiffel desde el rio Senna

Degusta la gastronomía francesa desde uno de los iconos de la ciudad. La emblemática Torre Eiffel ofrece diferentes opciones de restauración para una velada romántica y con unas panorámica de lujo. En el que se rinde tributo a la cocina del país. Recuerda: se trata de una cena sólo para dos.​

 

 



Únete a la conversación

    Escribe tu comentario