DESCUBRIR PARÍS SIGUIENDO EL SENA

​El lema de la ciudad de París tiene su origen en el río: Fluctuat nec mergitur, “cabecea pero no se hunde”. Es por eso que vamos a hacer un pequeño homenaje al Sena, que atraviesa la capital de sur a norte y sus orillas son patrimonio mundial de la UNESCO. Con nuestros trenes de Renfe-SNCF en Cooperación llegarás rápida y cómodamente casi hasta la orilla del Sena, lo demás te lo dejamos a ti.


Puerto del Arsenal

Vista del Puerto del Arsenal


Es el antiguo puerto comercial de la ciudad y el lugar donde se une el Sena y el canal Saint-Martin.
Su diseño original era para defender la ciudad de los ataques enemigos, y en la actualidad acoge uno de los puertos deportivos de París, donde los parisinos navegantes tienen sus embarcaciones deportivas. Es un lugar perfecto para pasear y tomar el mejor pescado en uno de sus muchos restaurantes y marisquerías.



Piscina Josephine Baker

Desde 2006 es posible bañarse “en el Sena” sin entrar en el río, gracias a la piscina flotante Josephine Baker, que se encuentra “amarrada” a la orilla izquierda del río. La piscina es de alta tecnología ecológica y gran comodidad. Se puede bañar en una piscina deportiva o en una muy poco profunda de 50 m2 para los más pequeños. En verano, el techo se “descapota” para disfrutar del calor parisino.



Jardin de las Tullerías

Jardín de las Tullerías


Situado junto al célebre Museo del Louvre, fue el primer parque público de París donde las altas personalidades de alto rango de la ciudad se reunían para celebrar grandes fiestas. En la actualidad es un parque perfecto para pasear y disfrutar de un poco de descanso después de visitar el museo o la ciudad. En realidad, estos jardines se realizaron para el Palacio de las Tullerías encargado por Catalina de Medicis en el s.XVI pero en 1870 fue destruido por la Comuna de París; no obstante los jardines se consiguieron mantener para el disfrute de los parisinos y visitantes de la ciudad.



Libreros de Viejo en los muelles del Sena

Del Pont Royal al Pont de Sully, en los parapetos de las dos orillas, en cualquier tiempo del año, los vendedores y sus desordenados muestrarios de grande y pequeña literatura continúan una tradición que ya se remonta a 4 siglos atrás. Aquí encontrarás: libros raros, ediciones originales, litografías, postales, revistas ilustradas, cómics, novelas…



Parque del Vert-Galant

Este parque situado cerca del Pont Neuf hereda el apodo del rey Enrique IV (Verde Galán). Con su cuidado césped y bajo la imponente estatua de Enrique IV se convierte en un refugio íntimo para admirar las dos orillas del Sena.



Puentes de París

Vista aérea de París y el Pont des Arts


Comandados por el Pont-Neuf desde 1604, los 37 puentes que cruzan el Sena son 37 historias para descubrir. El Pont Alexandre III que celebra la amistad franco-rusa de finales del s.XIX es una de las obras cumbres de la Exposición universal de 1900. Otro de los puentes más conocidos es la pasarela Léopold Sedar Senghor que une el Museo de Orsay al jardín de las Tullerías o el Pont des Arts con sus miles de candados colgados de su estructura como símbolo de amor.



Museo de Orsay

Fachada del Museo de Orsay desde el Sena


A principios de la década de 1970, la estación ferroviaria de Orsay está obsoleta y se piensa en su demolición. “Afortunadamente” es salvada, catalogada como patrimonio histórico y convertida en el actual museo, uno de los mejores museos de París donde podemos admirar las mejores obras de pintura, escultura, artes gráficas y objetos de arte dan lugar también al mobiliario, la arquitectura y la fotografía. El periodo es tan fecundo, las colecciones tan ricas en maravillas (y en “ismos”: expresionismo, fauvismo, etc.) que parece imposible poder elegir una única obra maestra.



Bateau Mouche

Uno de los clásicos Bateau Mouche que navegan por el Sena


La mejor manera de descubrir “la mejor avenida de París” es a través de uno de los barcos que realizan cruceros a lo largo del río. Puedes realizar un crucero para navegar por París o convertirlo en una de las experiencias más románticas que existen: una cena mientras te acompañan algunos de los monumentos más célebres del mundo como Notre-Dame o la Torre Eiffel.



En nuestros destinos de Renfe-SNCF en Cooperación encontrarás muchas más ciudades donde poder realizar excursiones como ésta.

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario