PARIS: CIUDAD DE VIDEOJUEGOS

Una de las industrias más importantes actualmente es la de los videojuegos y seguro que has jugado alguna vez e incluso eres un auténtic@ “jugón”. Cada vez más, los videojuegos son más realistas y muestran algunas ciudades como si estuviésemos allí. Así es como París ha sido escenario de algunos de los videojuegos más vendidos del mundo y te queremos mostrar cómo convierten la ciudad en una realidad virtual. Pero como lo mejor es verlo en persona, os proponemos viajar con Renfe-SNCF en Cooperación a París para comprobar las “posibles” diferencias. ¿Te apuntas?



Revolución en París: Assassin’s creed Unity


Imágenes del juego, cortesía de Ubisoft


Creado por la empresa Ubisoft, es posiblemente el videojuego más realista con el escenario parisino. Podremos ver la capital durante el período de la Revolución Francesa y algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad como la Plaza des Vosges, la Catedral de Notre Dame, los Campos Elíseos, el barrio de Marais, Montmartre e incluso la misma Torre Eiffel… sabemos que en aquella época aún no se había construido, pero el personaje protagonista de la historia puede viajar en el tiempo y llega hasta finales del s.XIX.



Camaradas en París: Battlefield 3

Imagen del juego, cortesía de Electronic Arts


Como el propio nombre del videojuego indica, Battlefield, de Electronic Arts es un juego de guerra en primera persona donde en la misión de París, se trata de un agente ruso que debe buscar una bomba nuclear que puede destruir la ciudad. Después de muchos tiroteos con francotiradores y policías franceses que los confunden con terroristas, un compañero muere y la bomba que encuentran no es más que un señuelo, ya que la verdadera explota con la llegada de un convoy del metro, destruyendo parte de la ciudad.



La destrucción de un símbolo: Call of duty Modern Warfare 3

Imágenes del juego, cortesía de Infinity Ward


Una de las sagas de videojuegos de disparos en primera persona más conocidas es sin lugar a dudas Call of Duty, de Infinity Ward.
En una de las entregas, uno de los episodios del conflicto sucede en París donde un equipo de soldados estadounidenses conjuntamente con la GIGN Francesa, llevan a cabo una operación para capturar a uno de sus contactos y llevar a cabo una extracción. Las catacumbas de París son escenario de numerosos tiroteos entre norteamericanos y rusos hasta que consiguen capturar al contacto. Durante su extracción, no obstante, se puede presenciar la destrucción de uno de los símbolos de la ciudad, la Torre Eiffel… esperemos que no suceda nunca en la vida real.



La resistencia en París: The Saboteur

Imágenes del juego cortesía de Electronic Arts


Este videojuego de Electronic Arts, narra la historia de la resistencia frente a la ocupación nazi en París durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque se pueden otras ciudades como Le Havre, los Alpes o Alemania, la gran parte del juego discurre en una París perfectamente ambientada en la época, tanto a nivel político como social. Una de las características particulares del videojuego es que las zonas de la ciudad que no son liberadas por la resistencia, se visualizan en blanco y negro, al estilo de películas de la misma época como La Lista de Schindler.



Broken Sword: El París más bohemio


Imagen del juego, cortesía de wikia.com


Uno de los videojuegos clásicos es Broken Sword de Revolution Software. Esta aventura gráfica de 1996 narra la historia de un turista norteamericano que estando de vacaciones en la capital francesa, se ven interrumpidas por una explosión en un café de la ciudad. Con la colaboración de una periodista, buscarán al culpable con una investigación que les llevarán a conspiraciones, asesinatos y cultos de los caballeros templarios. Una aventura que nos muestra perfectamente el ambiente bohemio y encantador de algunos de los barrios parisinos.



Aunque en este artículo sólo hemos hablado de París, todos nuestros destinos serían escenarios perfectos para cualquier videojuego. ¡Elige el que más desees y descúbrelo!


Únete a la conversación

    Escribe tu comentario