4 DESTINOS PARA CONOCER LOS INCREÍBLES PIRINEOS ORIENTALES

​​El sur de Francia no solo se halla salpicado de un sinfín de rincones de ensueño, sino que también es territorio de los emblemáticos Pirineos franceses. Esta región es rica en paisajes, poblaciones pintorescas y, cómo no, estaciones de esquí. En esta ocasión, vamos a hablar de los Pirineos Orientales, aquellos que se funden entre el mar y la montaña. Con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​ es mucho más fácil acceder a esta zona privilegiada del sur francés. Conectamos varias ciudades españolas con Perpiñán, la puerta de acceso a la parte oriental de esta espectacular cordillera. 

Los Pirineos Orientales son sinónimo de naturaleza, nieve, cultura, pero también de mar Mediterráneo. Se trata de un destino en el que las posibilidades de turismo se multiplican a cada paso. Sea lo que sea que busques, sea relax o aventura, aquí lo vas a encontrar. He aquí 4 lugares que no puedes perderte en tu visita a los Pirineos Orientales.


​​

Perpiñán​​

Capital del departamento de los Pirineos Orientales​, si estás por el sureste de Francia, es una ciudad que no debes obviar. Se trata de un destino que sorprende a cada paso. Y es que Perpiñán sigue mostrándose orgullosa de haber sido capital continental del Reino de Mallorca. Este episodio queda patente en numerosos monumentos, como el Palacio de los Reyes de Mallorca, que data del siglo XIII. Perpiñán ​es un poco de allí, pero también de aquí y ese ambiente multicultural es lo que la hace tan atractiva. En verano, hasta 7 frecuencias diarias te acercan hasta Perpiñán con los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación. Más fácil imposible.


El Canigó



​​​

En primavera aún se puede vislumbrar la nieve en la cumbre

​​​

El Canigó es el símbolo de los Pirineos Orientales. Y es que esta montaña que se alza 2.784 metros sobre el nivel del mar hace las delicias de los excursionistas tanto en verano como en invierno. En la t​emporada estival, los más aventureros podrán coronar la cima, mientras que en invierno, su cumbre nevada es digna de postal. En los alrededores de este macizo se ubica Vernet-les-Bains, uno de los pueblos más coquetos que encontrarás por esta zona. Desde esta ciudad termal parte el popular tren amarillo, que recorre más de 60 kilómetros de increíbles paisajes de montañas.

​​



Lagos de Nohèdes

Situados en pleno Parque Natural Regional de los Pirineos Catalanes, los lagos de Nohèdes es uno de esos destinos que no puedes perderte. Se componen de tres lagos: Estany del Clot, Gorg Estelat y Gorg Négre. Se trata de un entorno magnífico para la práctica del senderismo y para embarcarse en una estupenda excursión, en la que es posible, incluso, pernoctar gracias al refugio de Nohèdes que se encuentra en esta reserva natural.


Las Gargantas de Galamus

​​​



Atrévete a recorrer los numerosos caminos y senderos que pueblan la garganta

​​​

Otro paraje natural de excepcional belleza se localiza en la frontera entre los departamentos de Pirineos Orientales y Aude. Las Gargantas de Galamus se extienden a lo largo de dos kilómetros, al abrigo del macizo de Fenouillèdes. Resulta toda una experiencia atravesar el camino y asomarse a los empinados y escarpados acantilados. Allí abajo, el río Agly, juguetón, va formando pozas y cascadas que son un regalo para la vista.

​​





Únete a la conversación

    Escribe tu comentario