​EL BUEN TIEMPO NOS INVITA A IR AL SUR​

​​​​​​​​Francia es el país más visitado del mundo. Hay tantas regiones atractivas y diferentes que es difícil decantarse por una u otra. Os sugerimos el Sur ahora que llega el buen tiempo. Con los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación, varias ciudades del Sur de Francia están a la vuelta de la esquina, os lo ponemos muy fácil para las vacaciones o una escapada de fin de semana.​

Si te dejas encantar por los castillos medievales o los puentes en tiempos de los caballeros, tu destino sin duda es Aviñón. El conjunto Medieval del Palacio de los Papas y el Puente de Aviñón. Su faceta más lúdica la presenciaremos con los espectáculos del festival internacional de teatro de Aviñón. El más conocido y antiguo del mundo.  

Si la arquitectura es tu pasión, Montpellier es tu ciudad. Nada más llegar, en la misma estación de Saint Roch tenemos el primer ejemplo. Recientemente reformada y ampliada, filtra la luz y conserva el frescor en verano a través de la vegetación. Después nos dirigimos hacia el edificio del nuevo Ayuntamiento, primer proyecto urbano del siglo XXI en la ciudad. Sin olvidarnos de la ciudad de Bofill, en el barrio de Antígona.

Viajamos al tiempo del imperio romano visitando Nimes o Narbona. En Nimes, el Anfiteatro o el templo de la Maison Carrée y la muralla nos hacen pensar que estamos en Roma. En la plaza del Ayuntamiento de Narbona podremos ver otra muestra del paso de los romanos por estas tierras, la Via Domitia, descubierta en 1997 y el Horreum romano, un antiguo depósito público subterráneo. Si avanzamos en el tiempo, debemos destacar las catedrales de ambas ciudades, de visita obligada.

Mar y montaña se compaginan entre Marsella y Aix-en-Provence. La esencia del Mediterráneo la encontramos en Marsella, su Puerto Viejo nos invita a pasear, ambiente marinero que evoca la importancia que llegó a tener en su día el puerto como centro económico. Y en Aix-en-Provence nuestros ojos se embriagarán por los colores de sus paisajes, paisajes de postal que fueron inspiración de tantos artistas. Seguramente echaremos de menos tener un caballete y una paleta.

Acabamos en la pequeña y cercana Perpiñán. Su estación de tren fue proclamada por el genio Salvador Dalí como el Centro del Mundo. Deambulamos por su encantadora rambla para llegar hasta la plaza Cataluña antes de dar con el casco histórico. El Castillet​ es el monumento emblemático de la ciudad, antiguamente puerta principal de sus murallas. El reino de Mallorca dejó improntas como el Palacio de los reyes. La tarde ha llegado y es el momento de sentarnos en una de sus agradables terrazas para disfrutar del buen tiempo y tomarnos un refresco.


 

Únete a la conversación

  • Jacqueline 23/07/2016 23:58:46
    Bella Francia, he estado en estos sitios he quedado maravillada.
  • Silvia 31/07/2016 22:46:02
    En Avignon, un Ibis Justo frente a las murallas me ha costado 63 euros la noche (habitació triple y limpia). Se admiten perros en casi todos los hoteles pagando una pequeña tarifa adicional.

Escribe tu comentario