NAVIDAD EN EL SUR DE FRANCIA

​​​Si estás buscando los mejores destinos de Navidad, debes tener en cuenta Perpiñán y Narbona, dos de las más bellas ciudades del sur de Francia. La Navidad es la época en que los niños dan rienda suelta a sus sueños y los mayores pueden volver a ser chiquillos durante unos días. Es por eso que Renfe-SNCF en Cooperación te lleva a dos de los mejores destinos de Navidad: Perpiñán y Narbona, a 30 y 100 kilómetros de España, respectivamente. ¡Todo un lujo!


Perpiñán

Perpiñán es uno de los destinos navideños preferidos por muchos locales y turistas, y es que esta ciudad se convierte en un lugar lleno de magia, ilusión, tradición y diversión para grandes y pequeños por igual. Está tan sólo a 30 kilómetros de la frontera española, y ese hecho se aprecia en la gran cantidad de tradiciones españolas y catalanas que todavía se mantienen en Perpiñán desde la Edad Media. Entre ellas podemos encontrar los belenes o la Cabalgata de los Reyes Magos, mezcladas con la herencia francesa. La Oficina de Turismo de Perpiñán ofrece gran cantidad de información sobre horarios y direcciones para que no te pierdas nada.


Dulces y mercadillo de navidad de Perpignan

Perpiñán tiene un impresionante Marché de Noël que permanece abierto desde el 2 hasta el 31 de diciembre para que todo el mundo pueda disfrutar de sus puestos. No solamente podemos degustar los tradicionales crepes y vino caliente franceses, sino que Perpiñán ofrece a los visitantes eventos adicionales, como la llegada de Papá Noel el 22 y 23 de diciembre y la representación del “Cuento de Navidad” el día 24, todo dentro de un impresionante ambiente navideño con hadas que reparten dulces y hombres que caminan con zancos para divertir a los paseantes.

 
Castillo de los Reyes de Mallorca y río Têt

Niños y mayores se divierten con la música festiva, la magia y los fuegos artificiales que convierten Perpiñán en un destino de Navidad perfecto. Hasta el Castillo de los Reyes de Mallorca y el río Têt se iluminan y visten de gala para contribuir a crear el espíritu navideño. En los lugares comerciales, como las Galerías Lafayette y Fnac, aparecen atracciones navideñas como norias, carruseles y pistas de patinaje para que grandes y pequeños no dejen de divertirse. Y si todavía no lo tienes claro, mira estas 5 razones para visitar Perpiñán y te convencerás.​


Narbona

Narbona es otro de los destinos navideños preferidos por los amantes de los mercados de Navidad. El Marché de Noël de Narbona ofrece la posibilidad de hacer todas las compras necesarias para tener unas fiestas perfectas, desde los alimentos frescos en su mercado cubierto hasta toda clase de ropa, complementos y bienes de cuero para regalar a nuestros seres queridos. Podemos encontrar el mercado navideño de Narbona a las orillas del Canal de la Robine entre el 2 y el 31 de diciembre.  

 
Orillas del Canal de la Robine y Village de Noël

Pero no sólo el Marché de Noël hace que Narbona sea un destino de Navidad recomendable. Allí también podemos encontrar el Village de Noël o Pueblo de los Niños, que ofrece toda clase de diversiones para los más pequeños. En el Village de Noël los peques pueden divertirse con los talleres de maquillaje festivo o preparación de pan y dulces navideños y también pueden conocer a Papá Noel, hacerle llegar sus cartas y pasar un buen rato en la pista de patinaje sobre hielo.  

 
Catedral gótica de Narbona

Y los mayores no pueden perderse estas 7 paradas imprescindibles en Narbona, entre las que se encuentra la catedral gótica de Narbona, una de las más altas e impresionantes de Francia. Otro imprescindible es el paseo en barco por el Canal de la Robine, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Para más información puedes visitar la Oficina de Turismo de Narbona donde es posible consultar la extensa agenda cultural de esta ciudad.

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario