RINCONES BONITOS CERCA DE VALENCE: ¡NOS VAMOS DE EXCURSIÓN!

​​Valence es uno de los secretos mejor guardados del sur de Francia, una ciudad llena de vida y con gran cantidad de atractivos turísticos. Una vez que hayas visitado sus rincones de interés, como la Catedral de San Apolinar, la Casa de las Cabezas o sus numerosas zonas verdes, lo siguiente es inspeccionar los alrededores. La región de Auvernia-Ródano-Alpes está repleta de maravillas y no hace falta desplazarse muy lejos de Valence para conocer algunas de ellas. Nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​ comunican diferentes ciudades españolas con un buen número de destinos franceses, entre ellos, Valence. 

Considerada la puerta del sur de Francia, su magnífica localización entre la Provenza y el Parque Natural Regional de Vercors hace que se haya convertido en un destino turístico de primer orden. Y es que en Valence, siempre hay mucho que hacer. He aquí una lista de propuestas para hacer una excursión sin irse muy lejos. 



Chateau de Crusol, una fortaleza en pleno Valle del Ródano 



 La fortaleza se encuentra en un lugar privilegiado con unas vistas increíbles  

Hay que desplazarse hasta la cercana localidad de Saint-Péray para admirar el Castillo de Crusol, una fortaleza medieval construida en el siglo XII. Se ubica en lo alto de una colina a 200 metros, por lo que las vistas del Valle del Ródano son formidables. El conjunto arquitectónico comprende también unas murallas en buen estado de conservación. 

Palais Idéal, una oda al surrealismo 

El Palais Idéal es un monumento que nunca te esperarías. Es difícil encasillar este lugar en una corriente artística específica, dado que su diseño no estuvo sujeto a ninguna regla, de ahí que sea un tesoro para los amantes del surrealismo. Ubicado en Hauterives, se trata de un palacio habitado por seres mitológicos, hadas, animales exóticos, etc.  Y todo ello en medio de un jardín de ensueño. 

Grignan, a caballo entre Valence y Aviñón 

​Tan solo 70 km separan Valence de Grignan, un pequeño pueblo de aire medieval​ que llama la atención por su castillo. Esta fortaleza se levanta en medio de un entorno dominado por campos de lavanda y sirve de vigía dada su localización sobre un promontorio. Merece la pena darse un paseo por Grignan para descubrir otra de sus joyas: la capilla de San Vicente. De estilo románico, es el monumento más antiguo de la población. 

Hermitage, la colina de viñedos 

No podía faltar una excursión enológica. El mejor sitio para hacerlo cerca de Valence es la colina del Hermitage con más de un centenar de hectáreas dedicadas a los viñedos. Además de disfrutar de maravillosos paisajes, este rincón es ideal para inspeccionar las bodegas y degustar algunas denominaciones de origen. 

Nyons, la ciudad de las aceitunas 



 En Nyons podremos degustar productos locales de gran calidad, es especial sus aceitunas  

Una visita imperdible es a Nyons, conocida como la ciudad de las aceitunas negras. Esta población es magnífica para una escapada. Entre sus numerosos atractivos, no te pierdas el puente románico, el Museo del Olivo, el Jardin des Arômes y los molinos de aceite.  







Únete a la conversación

    Escribe tu comentario