TRADICIÓN DE LOS HUEVOS DE PASCUA

​​​​​​​​Se aproxima la Semana Santa y ya huele a chocolate en casi toda Francia. Las campanas y el conejo de Pascua tiene mucho trabajo estos días en elaborar y decorar los tradicionales huevos, que luego esparcirán por los jardines y prados de todo el país, para que los niños puedan llenar sus cestas del preciado tesoro.


RECOLECTA DE HUEVOS DE PASCUA


Han pasado las celebraciones navideñas y el carnaval y nos apetece una escapada. El país vecino, Francia, en esta época del año seguro que nos sorprende con sus tradicionales huevos de Pascua. Y ahora tenemos a las principales ciudades francesas en la palma de la mano con los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación. Si viajamos con niños seguro que triunfamos, y si vamos en pareja nos dejaremos seducir por las delicatessens de chocolate. ¿Y es que a quién no le apetece un dulce?

Para abrir apetito, antes vamos a indagar en el orígen de esta tradición. Los huevos de Pascua aparecen en Europa a principios del siglo XIII pintados de rojo evocando así la sangre de Cristo. Durante el Renacimiento, en las Cortes Reales el huevo de gallina se reemplaza por huevos de oro. El huevo simboliza el final del periodo de cuaresma y de privaciones. Era el momento en que la gente ya podía comer los huevos que sus gallinas habían puesto y se habían acumulado durante el tiempo de ayuno. Estos huevos en un inicio se decoraban, luego se bañaban en chocolate y en nuestros días ya son enteramente de chocolate. La campanas de pascua que han viajado hasta Roma para ser bendecidas, distribuirán todos estos huevos a los niños.  

¿Y dónde podemos encontrar este producto tan atractivo? Os damos algunas propuestas de las conocidas como mejores chocolaterías en algunos de los destinos de los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación.
 

MEJORES CHOCOLATERÍA​​​S

Paris: La Maison du chocolat

 

La Maison du Chocolat - Imagen del sitio web w​ww.lamaisonduchocolat.com

​En la Maison du Chocolat vamos a encontrar auténticas obras de arte realizadas en chocolate. Para esta Pascua,  Nicolas Cloiseau, ha creado unas ocas muy simpáticas con sus maletas y huevos todo realizado en chocolate. Sus ocas viajeras nos invitan a soñar, casi que nos dará pena morderlas. Una evocación del mágico viaje que realizan. De edición limitada en sus chocolaterías, corramos a París para no dejarlas escapar. Algunas direcciones donde encontrar en París La Maison du Chocolat: 120 avenue Victor Hugo, 8 bd de la Madeleine, 225 rue du Faubourg Saint Honoré y también muy céntrica en el 19 rue de Sèvres. 

Marsella: Dromel Ainé, Chocolatier confiseur

Os acompañamos a la chocolatería más antigua de la ciudad, data de 1760. Se instalaron no muy lejos del puerto para abastecerse sin problemas de los productos que llegaban de las colonias como las especies, el azúcar, cacao o café. Hoy en día se encuentran establecidos en el 19 de la rue du Prado. Aquí encontraréis un sin fin de surtidos de huevos y campanas de chocolate para todos los gustos.

Lyon: Chocolaterie Janin 

Mucho más que una chocolatería. Elaboración artesanal desde 1901 con una amplia variedad de bombones, que nos hará difícil la selección.  Además de las especialidades lionesas:  Le Carré de Soie, La Soie de Lyon y Le Duc de Saxe. Para acompañar tal variedad de bombones, se proponen en la chocolatería una selección de más de 60 thes. Una combinación perfecta de sabores.

Toulouse: Chocolatier Olivier

El establecimiento debe su nombre a uno de los chocolateros más antiguo de Francia que data de 1780. Y así es, se trata de la chocolatería más histórica del país y se encuentra en la maravillosa ciudad rosa, Toulouse. En una calle donde se concentran varias chocolaterías a ambos lados, hablamos de la calle Rempart Matabiau núm 33, en el centro de la ciudad. Su producto icono es ​Classique con una selección de más de 40 especialidades de la casa. Lo difícil, será salir de allí sin alguna caja con el preciado oro negro.



​​

Únete a la conversación

  • Marusya 16/02/2016 14:04:05
    Debería de v haber un tren que sale desde Madrid. Muchos lo vamos a utilizar.

Escribe tu comentario