VISITA LYON EN 48 HORAS

​​​Lyon destino de moda, se encuentra a tan solo 5 horas de Barcelona con los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación. Cada día sale un tren que te da la posibilidad de visitar la ciudad desde tu llegada ya que te deja en el centro de la ciudad. Así que aprovecharemos al máximo el tiempo de nuestra escapada. A continuación una guía de lo que podrías hacer.



La primera parada sin duda será en la Oficina de Turismoque se encuentra en la plaza Bellecour. Allí nos haremos con un mapa para descubrir los patios y las curiosas traboules.

 
Perspectiva desde el patio de un Traboule del viejo Lyon

En Lyon es posible desplazarse en metro, bus y tranvía, pero os recomendamos una alternativa más relajante: Les Bateaux Lyonnais. Ver la ciudad a bordo de estos barcos te da una perspectiva totalmente diferente y a otro ritmo. Así ya tendrás unas pinceladas de la Ópera de Lyon, la ciudad Internacional, el Museo de las Confluencias, la Basílica de Fourvière, entre otros edificios, en el paseo fluvial de 2 horas por La Saone y el Ródano. 



Vistas de las fachadas durante el paseo fluvial
 
Ahora ya nos han entrado ganas de recorrer las calles de Lyon, y más fácil imposible con Segway Tours Comhic​. Hay distintas rutas pero os recomendamos la de la Croix-Rousse, ya que aprovecharemos el Segway para afrontar de manera fácil las cuestas que nos llevarán a tener una panorámica de la ciudad espectacular desde este barrio emblemático y que ha sabido conservar su encanto. Además iremos acompañados por un guía que nos amenizará el paseo con datos e historias curiosas.

Se nos ha abierto el apetito y estamos en uno de los lugares emblemáticos de la cocina, por no decir el alma y corazón de la cocina francesa. No será difícil encontrar algún típico Bouchon para recuperar fuerzas. Hay muchos y todos nos dejarán buen sabor de boca, nosotros os recomendamos el Café Hôtel Dieu, justo en el centro de Lyon. Allí nos acogerá una encantadora terraza para que nos deleitemos todavía más con los platos de la gastronomía lionesa.​

Es hora de una merecida pausa y nos dirigimos al hotel para descansar antes de continuar con nuestra visita. Si tenéis debilidad por los edificios históricos, el Hotel Mercure Lyon Centre Château Perrache es un acierto, catalogado como monumento histórico en 1997. Todo es amplitud, desde la recepción, el hall, los salones, el gimnasio hasta las habitaciones. Nos sentiremos mimados y bienvenidos en este increíble establecimiento.



Hotel Mercure Lyon Centre Château Perrache - Imágenes de su sitio web

Bien sabido por todos, es la importancia que ya hemos mencionado de la tradición culinar​ia lionesa​ y que la ha llevado a ser la fuente de la Alta cocina. Cu​na de reconocidos chefs como Paul Bocuse o Eugénie Brazier son un ejemplo más de que nos encontramos en el paraíso de los sabores. Toda esta trayectoria ha llegado a nuestros días con la creación de un nuevo espacio: La Cité de la Gastronomie, que rinde homenaje a Paul Bocuse. Esta institución es la primera dedicada totalmente a la gastronomía que se plasma en espacios educativos, talleres, conferencias, debates e incluso música, teatro y literatura.



Pero no todo es cocina en Lyon, si tenemos sed de otros conocimientos, varios museos de muy distinta índole nos están aguardando: El Museo de Historia de Lyon llamado Museo Gadagne, el Museo de Arte de la Marioneta que seguro nos encantará y si vamos con niños todavía le sacaremos más partido a esta original y simpática visita, y como no el famoso Museo del Cine dónde nos veremos transportados a los inicios del séptimo​ arte.
Edificios como la catedral de Saint Jean con su reloj astronómico, la iglesia de Saint Georges, la de Saint Paul y la plaza de la Trinité rodeada de antiguos edificios de bellas fachadas, nos acabarán por conquistar.

 ​
Anfiteatro romano en la colina de Fourvière


Al día siguiente nos deparan más sorpresas en la colina de Fou​rvière, dónde encontraremos un ¡anfiteatro romano! y la Basílica de Notre Dame de Fourvière. Y si lo que queremos es hacer algo de shopping, acercaros hasta la Presqu’ile, auténtico centro de Lyon, de grandes avenidas haussmanianas, plazas, palacios y monumentos clásicos. También podemos optar para dejar al último momento las compras ya que en frente de la estación de tren Lyon Part Dieu se ubica el centro comercial más grande de Francia. El movimiento y ambiente más cosmopolita los encontraremos entre el Saona y el Ródano. Siempre hay manifestaciones festivas gracias en gran parte a su universidad. Estamos hablando de que se trata del segundo núcleo en importancia numérica de estudiantes en Francia después de París. A lo largo del año seguro que coincidimos con algún festival o concierto.







Únete a la conversación

    Escribe tu comentario