NUESTRO VIAJE A NARBONA CON TU BLOG DE VIAJES

​​​​​​Hace unas semanas tuvimos la ocasión de acompañar a un grupo de bloggers a Narbona para visitar esta maravillosa ciudad del sur de Francia y algunos de sus atractivos turísticos.

Tu blog de Viajes​ es una asociación de bloggers de viajes que, además de escribir en sus blogs, lo hacen en uno conjunto que nació tras conocerse en 2015 en Fitur. Una vez al año, se juntan e​​n un viaje que sirve para unir lazos y también descubrir nuevos lugares. 



El grupo de Tu Blog de Viajes


Este año, el destino elegido para el encuentro fue Narbona, en un viaje muy especial en el que colaboramos acompañándolos en nuestros trenes de Alta Velocidad.​ 

La aventura comenzaba el viernes en Madrid, con una parte del equipo de Tu blog de Viajes viajando en el AVE que va hasta Marsella. Ya en Barcelona, el resto del grupo se unió al viaje y partimos destino a una ciudad conocida por su pasado romano, el Canal de la Robine o sus atractivos gastronómicos. 

Apenas dos horas después de nuestra salida desde Barcelona, llegábamos a nuestro destino. Siendo una zona productora de grandes vinos, nada mejor para empaparse de la esencia de la región que alojarse en un lugar como El Domaine de la Ramade​, un precioso hotel rural a pocos kilómetros de Narbona, y donde su propietaria, Julie Fontanet, nos trató de maravilla. 




Tras la llegada al hotel y la cena, en la cual pudimos disfrutar de algunos de los productos más típicos de la zona, tocaba descansar y reponer fuerzas, porque al día siguiente nos esperaba el plato fuerte, con la visita Narbona y a su joya gastronómica más preciada, Les Grands Buffets.​



Algunas fotos de la visita de Narbona


Siendo una ciudad relativamente pequeña (tiene poco más de 50.000 habitantes) sorprende ver la cantidad de lugares que uno puede visitar en Narbona. Con un histórico pasado (fue la primera colonia romana de la Galia), la ciudad está rebosante de atractivos turísticos, comenzando por algunos de los vestigios que los romanos dejaron, como la Vía Domitia, antigua carretera que unía Roma con Hispania, y que en la antigua Narbo Martius se unía a la Vía Aquitania (la que iba al Atlántico pasando por ciudades como Toulouse o Burdeos).

De la misma época es el Horreum Romano, unas galerías subterráneas del siglo I que eran parte de un antiguo mercado o almacén. Este fue el primero de los lugares que visitamos el sábado, en una mañana en la que, además, pudimos descubrir otras joyas de Narbona como la Catedral de San Justo y San Pastor, que incluso inacabada impresiona por su belleza y dimensiones, o el Palacio de los Arzobispos, desde lo alto de cuya torre tenemos unas maravillosas vistas de la ciudad y sus alrededores. 



​Les Halles de Narbona


Dando un agradable paseo desde la Plaza del Ayuntamiento y recorriendo el Canal de la Robine, fuimos a parar Les Halles de Narbonne, el mercado municipal en el que es habitual que los narbonenses, además de realizar sus compras, se queden a comer en alguno de los muchos puestos preparados para ello. Este tipo de mercados es muy habitual en Francia, y constituyen toda una experiencia para el paladar y la vista.

Tras deleitarnos con los más de 70 puestos de Les Halles, normal que el siguiente paso fuese ir al templo gastronómico por excelencia de la ciudad. En Les Grands Buffets podemos disfrutar de carnes, pescados, mariscos, 5 variedades de foie y hasta 45 de quesos a voluntad, algo que lo convierten según muchos en el mejor buffet del mundo, y que hacen que el viaje a Narbona, aunque solo sea para visitar el lugar, valga la pena. 



Les Grands Buffets


Nuestros bloggers, además de degustar estos manjares, pudieron conocer en persona a Louis Privat, el propietario de Les Grands Buffets y que, con su enorme amabilidad, y su excelente castellano, nos explicó algunos datos y anécdotas que se han vivido desde 1989, año de inauguración. 

También nos enseñó las cocinas, y pudimos disfrutar de un estupendo taller de macarons, uno de los dulces por excelencia de Francia, a cargo del chef pastelero Sébastien Laurenceau y su equipo.  Tras esto, llegó el momento de sentarnos a la mesa y probar algunas de las especialidades de la zona, además de varios platos internacionales, todo ello acompañado con vinos de la región. 



La Abadía de Fontfroide por la noche


La tarde nos llevó hasta uno de los lugares más mágicos que podemos visitar en la zona. La Abadía de Fontfroide, fundada en el siglo XI, y que ya de por sí impresiona, adquiere cuando cae el sol una belleza especial, gracias a la iluminación y a la tranquilidad que se respira en el lugar. La visita, llena de momentos para no olvidar, es una oportunidad única de descubrir este lugar de una manera diferente, y os la recomendamos encarecidamente si tenéis la posibilidad de hacerla. 



El Private Bowling Pub


Yo como el día había sido largo, nada mejor que una tarde-noche de relax, aprendiendo a hacer unos cocktails y disfrutando del buen ambiente del Private Bowling Pub​, situado justo al lado de Les Grands Buffets, y que además, dispone de una bolera que hizo las delicias de​ nuestros invitados.

Una selección de embutidos y productos típicos de la zona puso el colofón a un fantástico día que seguro que en Tu Blog de Viajes tardarán en olvidar. 



Los viñedos de la zona y el viaje en nuestro tren


Al día siguiente, tocaba recoger maletas y despedirnos de esta ciudad que tan bien nos acogió. La mañana sirvió para disfrutar de unas últimas horas en el Domaine de la Ramade y despedirnos de Julia y su equipo, que tan bien nos trató, y para hacer las últimas fotos a los viñedos aprovechando la soleada mañana.




Una de las ventajas de viajar en tren​, es la de poder disfrutar de vistas únicas como las que se ven al salir de Narbona. Ver ponerse el sol mientras el tren recorre la zona del Parque Natural Regional de la Narbonnaise en Méditerranée, llena de estanques y zonas acuáticas, y en las que el tren está rodeado en algunos momentos por agua, es un espectáculo que vale la pena vivir, y que hay que fotografiar obligatoriamente. ​


​​​

Os invitamos a leer los posts que Tu blog de viajes irá poniendo en su web, y a recordar esta experiencia a través del hashtag #TBVNarbona​, donde podréis ver algunas de las imágenes que publicamos del viaje. ¡Seguro que entenderéis por qué lo pasamos tan bien!



Únete a la conversación

  • Tu Blog de Viajes 31/01/2018 11:14:50
    Muchísimas gracias por el post, fue un viaje maravilloso que pudimos hacer junto a ustedes. Volveremos seguro a Narbona y lo haremos en los trenes de alta velocidad, que por cierto, son un gustazo! Gracias!
  • Unmundopara3 31/01/2018 12:38:54
    Sin duda un viaje para recordar. Los viajes en tren son una delicia para los sentidos, cómodos y rápidos. Narbona sin duda fue para mi todo un descubrimiento, una ciudad pequeña y llena de encantos y nuevas experiencias, 100% recomendable!
  • Maruxaina Bóveda 01/02/2018 10:40:16
    Qué bonito y qué buenos recuerdos!Narbona fue una grata sorpresa para todos, un fin de semana de lo más completo que ojalá repitamos!! Con muchas ganas de seguir descubriendo Francia en tren 😍

Escribe tu comentario