REDESCUBRIR PARÍS DESDE UN NUEVO PUNTO DE VISTA: UN PASEO EN BARCO POR EL SENA

​​​​Por mucho que la visites, París siempre sorprende. Vayas en verano o en invierno, ya sea de día o por la noche, siempre hay algo nuevo que descubrir en la capital francesa. Te proponemos subir al tren de Renfe-SNCF en Cooperación​ para dar un paseo en barco por la ciudad más espectacular de Francia. 
 


Y sin duda, una de las mejores maneras de hacerlo es a bordo de los Bateaux Parisiens​ que recorren el Río Sena y que nos permiten ver la ciudad desde un punto de vista diferente al habitual

Los hay de varios tipos: 

Aquellos que dan una vuelta por los alrededores de la Cité, y que nos ofrecen la posibilidad de ver los monumentos más conocidos de París, con la opción de escoger el crucero con o sin guía. 
Los que nos permiten disfrutar de un almuerzo o romántica cena a la luz de las velas mientras admiramos los monumentos por los que pasa el barco. Todo ello con las mis​​mas comodidades que en cualquier otro restaurante y saboreando los platos de alta cocina elaborados por los cocineros que preparan recetas francesas clásicas, elegantes y refinadas a bordo con productos frescos y de temporada. Otra propuesta es ir al Bistro Parisien para tomar algo a bordo, como si estuviésemos en un local de copas o un pub (con la ventaja de que aquí las vistas son inmejorables). ¡Que mejor manera de acabar la jornada en París!


 
 Le Bistro Parisien con la Torre Eiffel de fondo

Además, y en contra de lo que se cree habitualmente cuando se habla de París, algunas de estas opciones no son nada caras, y nos permiten vivir una experiencia que difícilmente olvidaremos en la vida. Así, un paseo de aproximadamente una hora, con unas vistas únicas de lugares como la Torre Eiffel, los distintos puentes que cruzan el Sena o Notre Dame, nos puede salir por 16 euros por adulto y 7,50 euros los niños con guía incluido.

Y para las más románticos, nada como una cena mientras navegamos por el Sena. Se debe tener en cuenta el código de vestimenta; dependiendo del lugar en el que queramos cenar, deberemos olvidarnos de la camiseta de tirantes o las bermudas, ya que se nos exigirá vestir de acuerdo al lugar. Creednos, el esfuerzo, sobretodo en verano, vale la pena. 
 
 
Un atardecer recorriendo el Río Sena en barco es una experiencia que no se puede olvidar

La mejor hora para hacer uno de estos recorridos en esta época del año es, sin duda, a partir de las 8h de la tarde. Es entonces cuando podemos disfrutar de toda la magia que un recorrido en barco por el Río Sena puede ofrecernos, ya que además de una luz mágica reflejándose en el agua (atención instagramers, esto os interesa), podemos tener la suerte de vivir algo como ver la Torre Eiffel iluminada, y disfrutar así de un espectáculo sin igual. Los cruceros estan totalmente acristalados y permiten una visión panorámica privilegiada de 360º.

Eso sí, aunque estemos en los meses de calor, mejor llevarse algo de abrigo, pues la noche parisina, especialmente en un barco que recorre el Sena, puede ser traicionera, y el aire puede ser bastante fresco. Lo mejor es poner en la mochila algún jersey finito para que, en caso de que refresque, podamos seguir disfrutando del espectáculo. 

 
Uno de los famosos Bateaux Parisiens

Como siempre, lo más recomendable es planificar con antelación el viaje, y tomar nota de algunos de los puntos que os hemos comentado visitando la página web Bateaux Parisiens​ que nos ofrece estos servicios.
El punto de salida de los cruceros no tiene pérdida, justo al lado de la Tour Eiffel con buenas conexiones en metro y autobús, además de una zona de aparcamiento. Desde abril también hay salidas cerca de Notre -Dame. Así que no tenemos excusas para faltar a la cita soñada de realizar un paseo a bordo de un barco admirando la ciudad de París desde otra perspectiva.
 





Únete a la conversación

  • Teresa Ceballo 18/05/2022 14:53:45
    Maravillosa idea de navegar por la Seine y poder admirar los monumentos más emblemáticos de Paris.
  • María José sangros 08/06/2022 20:39:05
    Que bonito es Paris y que ganas tengo de ir

Escribe tu comentario