VENTAJAS DE ESCOGER EL TREN PARA VIAJAR CON BEBÉS

​​​La preparación de un viaje puede resultar un poco estresante, pues son muchos los detalles a tener en cuenta. Si viajas con bebés, podría ser incluso más complejo. Y es que la reacción de los peques es impredecible y, dependiendo del destino, el trayecto podría ser más o menos largo. En el caso de que estés valorando viajar a Francia, te damos algunos motivos por los que apostar por el tren como medio de transporte. Con nuestros trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación​ llegarás a tu destino en un abrir y cerrar de ojos.

¿Se acerca el viaje que esperabas con tanta ilusión? Estas son las ventajas de escoger el tren si viajas con un bebé.


1. Los niños menores de 4 años viajan gratis

La primera ventaja de viajar en tren con bebéses que no pagan, siempre y cuando no ocupen un asiento. En el caso de niños hasta los 13 años incluidos, pueden obtener un 40% de descuento en el precio del billete en ciertas tarifas.


No te preocupes de la carretera, ni de que los niños se aburran, disfruta del viaje con los pequeños

2. Disfrutar de asistencia en la subida y bajada del tren

Tanto las personas con movilidad reducida como aquellas que necesitan ayuda porque, por ejemplo, viajan solas con un bebé, pueden acceder al servicio de asistencia personalizada. El servicio Atendo de Renfe y el de Acces Plus de SNCF se unen para atender a aquellos que requieren de asistencia en la subida y bajada de trenes.

3. Cambiador de pañales en los baños

Una de las situaciones de las que no podrás librarte en un viaje de varias horas será el cambio de pañales del bebé. Afortunadamente, en la gran mayoría de los vagones encontrarás aseos con mesa cambia pañales para que la tarea sea mucho más sencilla.

4. Se puede acceder con el carrito hasta el interior

Una de las principales ventajas de viajar en tren con un bebé es que podrás llegar al interior del vagón con el carrito. Esto es impensable en otros medios de transporte como, por ejemplo, el autobús o el avión. Una vez hayas identificado tu asiento, basta con que lo pliegues para no molestar a nadie.



Los niños tendrán espacio para moverse

5. Espacio de sobra para caminar y estirar las piernas

Cuando sientas que el bebé está un poco inquieto, tienes la opción de levantarte con él y dar un corto paseo por el vagón o bien hasta la cafetería. Ya que en un tren puedes caminar con total tranquilidad.

6. Suelen poner películas para que se entretengan

Especialmente en los trayectos más largos, la mayoría de los trenes suele ofrecer películas para que los pasajeros se entretengan. Por lo general, tienen en cuenta a los menores que viajan a bordo y proyectan vídeos para todos los públicos.


7. El viaje es muy relajante

Aunque sean varias horas de trayecto, el viaje en tren es muy relajante. Ese leve traqueteo del tren puede ayudar a que el bebé concilie el sueño más fácilmente y, además, se quedará ensimismado observando los cambios de paisaje, la entrada en los túneles, etc.




Únete a la conversación

    Escribe tu comentario