VIVE LA MAGIA DE LA NAVIDAD EN BARCELONA

​​Las fiestas más mágicas del año se acercan. Para la ocasión Barcelona se engalana. Acércate a Barcelona con los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación, llegaréis a tiempo de ver llegar a los Reyes Magos.


Pasear y admirar los monumentos modernitas del Paseo de gracia, los hoteles y las boutiques de renombre se iluminan y decoran para la ocasión. Dejarse seducir por los mercados tradicionales de Navidad que se instalan en algunas de las plazas más emblemáticas de la ciudad. El más popular el de Santa Llúcia, que se encuentra en la plaza de la Catedral, en pleno corazón del barrio Gótico. Se pueden encontrar desde los tradicionales belenes y sus figuritas hasta una infinidad de decoraciones para el abeto. 



Feria tradicional de Santa Llúcia 

Los puestos que más llaman la atención a los visitantes son los que venden el Tió, personaje fantástico, típico de Cataluña. Según la tradición, este tronco de árbol cubierto de una barretina (gorra roja) viene del bosque donde está durmiendo a lo largo del resto del año, para luego llegar a las casas. Una vez instalado, los niños le cubren con una mantita y le dan de comer peladuras de mandarinas, pan y otros restos de comida. En Nochebuena, los niños le cantan una canción y con un bastón dan pequeños golpes al Tió. El cual acaba por ofrecer pequeños regalos y golosinas para gran alegría de todos.



El mágico Tió de Navidad

El 5 de enero, no es una noche cualquiera. Barcelona esta envuelta de una aurea mágica pues es la noche de la llegada de los Reyes Magos a la ciudad después de un largo viaje. Un desfile espectacular por las principales avenidas de la ciudad con carruajes, centenares de pajes que recogen las cartas que todavía no han sido enviadas, y lanzan caramelos. Poco después los niños cenan y deben irse a la cama pues los Reyes Magos deben empezar a distribuir los regalos por cada una de las casas.
 

 
La noche más mágica del año con el desfile de los Reyes Magos

Si os queda algo de tiempo, podéis acudir a la Feria de Reyes de la Gran Vía, dónde los puestos permanecen abiertos hasta bien entrada la madrugada. Además, los domingos de diciembre los comercios se encuentran abiertos.



Si os habéis decidido por celebrar la despedida y llegada del nuevo año, no tenéis que dejar escapar:
El gran espectáculo de sonido y luz de las Fuentes de Montjuic desde las 22h30. Y a media noche al son de las 12 campanadas el desafío de comer las 12 uvas. Tradición que se cumple a rajatabla en todos los hogares y fiestas. Después a brindar con una copa del tradicional cava y desear lo mejor para el nuevo año.






Únete a la conversación

    Escribe tu comentario