LA RUTA CULTURAL DE GAUDÍ EN BARCELONA

Una ruta cultural es probablemente una de las mejores formas de conocer los rincones más interesantes de Barcelona. Y qué mejor ruta cultural que una que te lleve a los edificios del arquitecto modernista más famoso: Antoni Gaudí. Ahora, Renfe-SNCF en Cooperación te lleva al centro de Barcelona con sus rápidos y cómodos trenes, para que puedas disfrutar de esta preciosa ciudad. A continuación, puedes ver nuestras propuestas para descubrir algunas de las obras de Gaudí que menos se conocen.




Finca Güell: el principio de la ruta cultural de Gaudí

​​

 Dragón diseñado por Gaudí y forjado en hierro para las puertas de la residencia de Güell

Comenzamos la ruta cultural de Gaudí en Barcelona con la Finca Güell. El motivo de que sea la primera parada es que el dragón de hierro que custodia la puerta de la Finca Güell es el primer encargo que Gaudí recibió de Eusebi Güell en 1887. Este primer encargo fue el inicio de una fructífera relación de mecenazgo entre Gaudí y Güell, que podemos ver en los numerosos edificios y lugares que llevan este nombre, como el famoso parque Güell, los pabellones Güell, las bodegas Güell o la Cripta de la Colonia Güell. La Finca Güell se puede visitar durante el fin de semana, aunque el dragón se ve desde la calle en cualquier momento. 
Avenida de Pedralbes, 7


El Palacio Real de Pedralbes

​Este palacio tiene un origen medieval, pero la familia Güell lo renovó, lo que lo convirtió en un edificio digno de ser la residencia de la corona española a principios del siglo XX. El Palacio Real de Pedralbes está rodeado de enormes jardines impresionantes que los turistas pueden visitar. Y es en estos jardines donde encontramos uno de los primeros encargos de Gaudí y la próxima parada de nuestra ruta cultural de Gaudí: la Fuente de Hércules. Es una composición en la que podemos ver el busto de Hércules, el escudo de Cataluña y un dragón de hierro forjado que echa el agua de la fuente por la boca. 
Avenida Diagonal, 686


Casa Vicens




Detalle de la fachada de la Casa Vicens

La Casa Vicens es otro edificio diseñado por Gaudí muy desconocido e infravalorado. Este edificio fue uno de los primeros trabajos del joven Gaudí, en 1883, e iba a ser la casa de verano del empresario Manel Vicens. A primera vista, este edificio no tiene las líneas curvas que asociamos con Gaudí, pero presenta todos los rasgos sutiles del estilo de este arquitecto. Se puede ver a Gaudí en los mosaicos, la influencia oriental, las filigranas de hierro y la inspiración en las flores y la naturaleza. También se dice que, en el jardín de la Casa Vicens, Gaudí fue capaz de construir una fuente en la que el agua brotaba de tal manera que siempre se podía ver el arcoíris. 
Calle de las Carolinas, 18-24




Torre Bellesguard

​Torre Bellesguard. Este edificio es uno de los tesoros ocultos de Gaudí, ya que hasta hace poco no estaba abierto a visitantes. Pero ahora los turistas pueden disfrutar de la arquitectura gaudiana, con sus coloridas ventanas, bancos de mosaicos de cerámica o bordes de ladrillo. La Torre Bellesguard a menudo se denomina "el castillo modernista" porque en realidad se construyó sobre los cimientos de un castillo medieval. Gaudí se inspiró en gran medida en las líneas rectas y en las formas imponentes de los castillos al diseñar esta torre. Esto se puede observar perfectamente cuando andamos por sus habitaciones​.
Calle Bellesguard, 16.


Portal Miralles



Una de las dos puertas de Miralles

El Portal Miralles es lo único que queda de la desaparecida Finca Miralles. Esta es la puerta que Gaudí diseñó para Hermenegild Miralles en 1901 para que diese acceso a su propiedad. Merece la pena visitar esta muestra del legado de Antoni Gaudí en esta ruta cultural distinta a las habituales. En el tranquilo Paseo de Manuel Girona no hay tantos turistas como frente a la Sagrada Familia, así que puedes disfrutar del estilo y las formas gaudianas en todo su esplendor y sin estrés. Aquí también puedes ver una estatua de Antoni Gaudí del escultor Joaquim Camps. 
Paseo de Manuel Girona, 55-57





Únete a la conversación

    Escribe tu comentario