¡DISFRUTA LAS PLAYAS MÁS BONITAS DE LA COSTA BRAVA!

Quien dice Costa Brava dice sol, aguas turquesas, bucólicas calas, pintorescas aldeas de pescadores... ¿A que ya te ves allí? Reserva ya tus billetes para volver a meter los pies en el agua a alta velocidad con Renfe-SNCF en Cooperación.



Con sus 240 km de costa, la Costa Brava es un lugar único para pasar unas vacaciones de verano inolvidables. Un pequeño rincón del paraíso en el que puedes aprovechar al máximo unos hermosos días.

Para conocer bien la Costa Brava y aprovechar lo mejor que tiene para ofrecerte, hemos seleccionado para ti las mejores playas y calas de este fabuloso entorno de vegetación.


Cala Canyet 



Cala Canyet, en Santa Cristina d'Aro

Entre Tossa de Mar y Sant Feliu de Guíxols, esta cala es una de las más bellas de la costa. Aquí, entre las rocas, se mezcla el azul turquesa del mediterráneo con el verde de la vegetación que la rodea. ¿Nos damos un chapuzón? 

Al estar cerca del pueblo vecino, cuenta con todos los servicios que una buena playa puede proporcionar: duchas, restaurante, un club náutico...

Después de varias horas de bronceado y castillos de arena, siga los antiguos caminos de ronda para gozar de un pequeño paseo sorprendente junto al mar. 

Aiguablava



Aiguablava, en Begur

Esta playa, situada al sur de Begur, tiene un nombre adecuado, ya que “Aiguablava” significa agua azul en catalán. Este nombre evoca una bella playa de arena fina y aguas claras. Es una cala rodeada de vegetación y con una situación geográfica privilegiada: a lo lejos, se aprecia el Cap de Begur, así como las montañas que rodean a la población de Begur al este.

Desde Aiguablava, a menudo salen numerosos kayaks y pequeñas embarcaciones que navegan hacia la parte sur de la costa, donde hay algunas de las grutas submarinas más impresionantes de la Costa Brava. La más célebre, la Cova d'en Gispert, solo se puede recorrer en kayak (tiene unos 150 metros de longitud).

Si buscas tranquilidad, este lugar es ideal para ti. ¡Puedes desconectar mientras admiras paisajes resplandecientes! 




Cala Banys



Cala Banys, de Lloret de Mar

De fácil acceso por un camino costero, esta cala acogedora y escapada es ideal para los pescadores. Situada entre las playas de Fenals, al sur, y Lloret, al norte, Cala Banys sorprende al visitante por su entorno natural.

Esta cala rocosa es un remanso de paz propicio para la relajación. Además, puedes aprovechar el bar restaurante que domina la bahía de Cala Banys admirando esta vista panorámica desde los sofás de su gran terraza. ¿Y por qué no saborear un pequeño cóctel?

Para coger algo de altura sobre la bahía, sube las escaleras del sur de la cala. Llegarás al mirador Joan Llaverias, una pequeña terraza íntima dedicada al pintor de Lloret de Mar, donde pasó su último verano.

Cala Bona o Cala Sant Francesc

​​

Cala Sant Francesc, en Blanes

Es una pequeña playa muy acogedora e ideal para toda la familia. Rodeada de pinos, esta playa de arena dorada y aguas cristalinas dispone de numerosos servicios, tanto en la playa como en las inmediaciones. Para ir, puedes pasar por el jardín botánico Marimurtra o por Sant Joan. Para dar un paseo un poco más histórico, puedes tomar los antiguos caminos de ronda. 

Información útil: hay un centro náutico de actividades lúdicas y deportivas para los pequeños y los adultos de la familia. ¡Disfruta de unas merecidas vacaciones en estas magníficas playas! 



​​

Únete a la conversación

    Escribe tu comentario